Lecciónes

Mi Camino a Dios

My Way to God

Mein Weg zu Gott



Nivel 2 Lección 16

QUÉ HACER CUANDO TUS ORACIONES NO PARECEN SER CONTESTADAS

Por Andrew Wommack


Hoy quiero compartir acerca de qué hacer cuando tus oraciones no parecen ser contestadas, y quiero hacer énfasis en el hecho que tus oraciones “parecen” ser no contestadas. La verdad es que Dios siempre, siempre contesta cualquier oración orada con fe de acuerdo a Su palabra. En 1 Juan 5:14-15 dice: “Y esta es la confianza que tenemos en Él, que si pedimos alguna cosa conforme a su voluntad, Él nos oye. Y si sabemos que Él nos oye en cualquier cosa que podamos, sabemos que tenemos las peticiones que le hayamos hecho.” Esto es mucha seguridad. Dios siempre contesta las oraciones, pero no siempre parece que son contestadas. San Mateo 7:7-8. “Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá. Porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá.” Estos versículos están diciendo que Dios contesta las oraciones. Aun así, cada uno de nosotros puede pensar que en algún momento en nuestras vidas, cuando pedimos por algo que creíamos que era una cosa correcta, una cosa buena, no egoísta totalmente o fuera de la voluntad de Dios, aun así, no vimos la contestación.

La Palabra de Dios dice que pidamos, y nos será dado, y nuestra experiencia dice que nosotros pedimos y no se nos fue dado. ¿Cuál es la verdad? La respuesta puede sorprenderte; pero la verdad es que probablemente las dos son verdad. La mayoría de las personas piensan, “Ahora, espera un momento, La Palabra de Dios dice, que Él contestará; pero yo no lo he visto que haya sucedido.” San Juan 4:24 dice, “Dios es Espíritu; y los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que adoren.” Dios opera en el reino spiritual para contester tus oraciones, pero toma fe de tu parte para que se manifeste. Fe es lo que toma cosas del mundo spiritual y las mueve dentro del reino físico. Esto es básicamente lo que Hebreos 11:1 dice, “Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve.” Y no dijo que fe es la evidencia de cosas que no existen. Ellas sí existen, pero no están visibles en el mundo físico; pero sí existen en el reino spiritual invisible. Fe va más allá dentro del reino spiritual y trae esas cosas al mundo físico.

Son como las señales de radio. Las estaciones de radio y televisón están transmitiendo constantemente. Tú puedes estar en un cuarto donde no puedes ver ni oir estas señales; pero no significa que ellas no estén allí. Tú tienes que encender la radio y sintonizar la frecuencia que quieres oír. Entonces la radio extrae esas señales fuera de un reino que tú no puedes percibir y retransmitirlas hacia un reino donde tú puedes oírlas con tu oído humano. Dios contesta tus oraciones de una manera similar: Él da cosas en el reino spiritual y por fe nosotros tenemos que alcanzarlas y traerlas al mundo físico. El mundo físico y el reino espiritual se mueven paralelos el uno al otro. Dios actúa y contesta tus oraciones, pero tú no puedes verlas manifiestas en lo físico, al menos que dejes que la fe salve las diferencias entre el reino spiritual invisible y el mundo físico en que vivimos.

Por ejemplos, Daniel, un hombre de Dios, estuvo orando y pidiéndole a Dios una revelación. Para ahorrar tiempo, resumiré la historia. Dios envió al Angel Gabriel para que se le apareciera a Daniel y le contestara su oración. En Daniel 9:22-23 dice, “Y me hizo entender, y habló conmigo, diciendo: Daniel ahora he salido para darte Sabiduría y entendimiento. Al pricipio de tus ruegos fue dada la orden, y yo he venido para enseñártela, porque tú eres muy amado. Entiende, pues, la orden, y entiende la vision.” Este es el punto: Gabriel dijo que al principio de la oración de Daniel le llegó a él la orden para traer la respuesta. Si tú lees cuánto tomó traer la respuesta, fue cerca de tres minutos, por tanto, el lapso de tiempo que tomó entre la orden de Dios y la manifestación física fue de tres minutos.

Hacemos muchas suposiciones que si Dios es realmente Dios y si algo es su voluntad, y si esto acontece como el tronar de los dedos; pero eso no es verdad. En esta occasion , Dios dio la orden, y tomó aproximadamente tres minutos para que el Angel Gabriel cubriera esa distancia. Yo no tengo todas las razones para esto, y eso realmente no es esencial. El punto que estoy tratando de hacer es que desde el tiempo que Dios dio la orden, fue un tiempo de aproximadamente de tres minutos antes de que fuera manifiesto. Ahora si eso fuera lo más largo que tuviéramos que esperar para creer por la respuesta de una oración, la mayoría de nosotros probablemente esperaría, pero no es siempre de esa manera.

En Daniel 10 encontramos el mismo hombre orando otra oración, y en este tiempo tomó tres semanas para que la respuesta viniera. Muchas personas que leen esto dirían, “¿Porqué Dios contestó una oración de Daniel en tres minutos y la siguiente oración en tres semanas?” Daniel 10:11-12 dice, “Y me dijo: Daniel, varón muy amado, está atento a las palabras que te hablaré, y ponte en pie; porque a ti he sido enviado ahora. Mientras hablaba esto conmigo, me puse en pie temblando. Entonces me dijo: Daniel, no temas; porque desde el primer día que dispusistes tu corazón a entender y a humillarte en la presencia de tu ios, fueron oídas tus palabras; y a causa de tus palabras yo he venido.” Esto muestra que Dios dio la orden al mensajero desde el primer día que Daniel oró. Y tomó tres semanas para que la respuesta se manifestara, pero Dios es fiel. La Escritura dice que Él es el mismo ayer, hoy, y siempre (Hebreos 13:8).

Si tú pones los capítulos 9 y 10 juntos, yo creo que Dios contestó las dos oraciones inmediatamente. Una tomó tres minutos y la otra tomó tres semanas, pero Dios no fue el factor. Este es el punto: Dios contesta tus oraciones. Él hace cosas, pero hay muchos factores que pueden pasar entre el tiempo que Él contesta las oraciones y que tú mires que la respuesta sea manifestada. Tú tienes que creer; la fe tiene que alcanzar el reino espiritual y traer la respuesta al reino físico. Así que la fe es uno de los ingredientes críticos.

También tú puedes ver en el versículo trece del capítulo diez, “Mas el príncipe del reino de Persia se me opuso durante veintiún días; pero he aquí Miguel, uno de los principales príncipes, vino para ayudarme, y quedé allí con los reyes de Persia.” Esto no está hablando de una persona física, sino de un obstáculo demoníaco. Satanás es otro factor en el proceso. Algunas veces que Dios responde a nuestras oraciones, Satanás las obstaculiza a través de otras personas. Por ejemplos, si tú estás creyendo por finanzas, Dios no te va a dar dinero personalmente. Él no va a falsificar dinero de los Estados Unidos o ninguna otra moneda de otro país en el mundo. Él no va a hacer dinero ni que llueva del cielo para ponerlo en tus bolsillos. San Lucas 6:38 dice, “Dad, y se os dará; medida buena, apretada, remecida y rebosando darán en vuestro regazo...”Dios actuará y contestará tu oración, pero va a venir a través de personas. Algunas personas son limitadas por la codicia, y si están enojadas contigo o tú estás haciendo cosas para ofenderlas, Satanás puede impeder la manifestación de tu oración a través de ellos. Cuando tú estás orando, especialmente por finanzas, tú necesitas reconocer que otras personas pueden ser parte de tu milagro finaciero, y tú podrás orar por ellas.

Dios es fiel. Él nunca ha fallado en contestar oraciones que estuvieron basadas en su Palabra y hechas en fe. Él siempre da, pero tú no podrás ver la manifestación dependiendo de otros factores. Yo oro para que esto te ayude a fortalecer tu fe y dejarte saber que Dios siempre contesta tus oraciones.


Preguntas de Discipulado

1. Lea San Mateo 7:7-8. ¿Qué podemos esperar de Dios Si le preguntamos?

2. Lea San Mateo 7:7-8. ¿Si buscamos a Dios, Qué podemos esperar?

3. Lea San Mateo 7:7-8. ¿Qué podemos esperar si llamamos a la puerta?

4. Lea San Juan 10:35. ¿Podrá Dios dar algo menos de lo que Su Palabra ha prometido?

5. Lea Santiago 4:1-3. ¿Porqué esta gente fue obstaculizada para recibir de Dios?

6. Lea 1 Pedro 3:7. ¿Si tú estás maltratando a tu cónyugue, cuál será el resultado en tu vida de oración?

7. Lea 1 Juan 5:14-15. ¿Cuál es la llave para que tus oraciones sean contestadas?

8. Lea San Marcos 11:24. ¿Cuándo tú oras qué tienes que hacer?


Escrituras que se usan con las preguntas

1. San Mateo 7:7-8. “[7] Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad y se os abrirá. [8] Porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama se le abrirá.”

2. San Mateo 7:7-8. “[7] Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad y se os abrirá. [8] Porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama se le abrirá.”

3. San Mateo 7:7-8. “[7] Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad y se os abrirá. [8] Porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama se le abrirá.”

4. San Juan 10:35. “Si llamó dioses a aquellos a quienes vino la palabra de Dios (y la Escritura no puede ser quebrantada),”

5. Santiago 4:1-3. “[1] ¿De dónde vienen las guerras y los pleitos entre vosotros? ¿No es de vuestras pasiones, las cuales combaten con nuestros miembros? [2] Codiciáis, y no tenéis; matáis y ardéis de envidia, y no podéis alcanzar; combatís y lucháis, pero no tenéis lo que deseáis, porque no pedís. [3] Pedís y no recibís, porque pedís mal, para gastar en vuestros deleites.”

6. 1 Pedro 3:7. “Vosotros, maridos, igualmente, vivid con ellas sabiamente, dando honor a la mujer como a vaso más frágil, y como coherederas de la gracia de la vida, para que vuestras oraciones no tengan estorbo.”

7. 1 Juan 5:14-15. “[14] Y esta es la confianza que tenemos en él, que si pedimos una cosa conforme a su voluntad, él nos oye. [15] Y si sabemos que él nos oye en cualquier cosa que pidamos, sabemos que tenemos las peticiones que le hayamos hecho.”

8. San Marcos 11:24. “Por tanto , os digo que todo lo que pidiereis orando, creed que lo reciberéis, y os vendrá.”


Respuestas

1. Lea San Mateo 7:7-8. ¿Qué podemos esperar de Dios Si le preguntamos? Nosotros podemos esperar que será dado.

2. Lea San Mateo 7:7-8. ¿Si buscamos a Dios, Qué podemos esperar? Encontrar.

3. Lea San Mateo 7:7-8. ¿Qué podemos esperar si llamamos a la puerta? Se le abrirá.

4. Lea San Juan 10:35. ¿Podrá Dios dar algo menos de lo que Su Palabra ha prometido? No.

5. Lea Santiago 4:1-3. ¿Porqué esta gente fue obstaculizada para recibir de Dios? Los motivos y sus corazones eran malos.

6. Lea 1 Pedro 3:7. ¿Si tú estás maltratando a tu cónyugue, cuál será el resultado en tu vida de oración? Tus oraciones serán estorbadas.

7. Lea 1 Juan 5:14-15. ¿Cuál es la llave para que tus oraciones sean contestadas? Debemos pedir de acuerdo a su voluntad.

8. Lea San Marcos 11:24. ¿Cuándo tú oras qué tienes que hacer? Creed que lo recibiréis, y os vendrá.




Copyright © 2004, Don W. Krow

Permiso concedido para duplicar o reproducir

Para propósitos de discipulado únicamente bajo la condición de ser

Distribuido gratuitamente.


Discipleship Evangelism

P.O. Box 17007

Colorado Springs, Colorado 80935-7007 U.S.A.

www.delessons.org




Lecciónes

Mi Camino a Dios

My Way to God

Mein Weg zu Gott