Lecciónes

Mi Camino a Dios

My Way to God

Mein Weg zu Gott



Nivel 2 Lección

RENOVACIÓN DE LA MENTE

Por Don Krow


Hoy deseamos hablar sobre la renovación de la mente. Quisiera leer dos pasajes. El primero está en Filipenses 4:8. Dice: “Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad.” El Apóstol Pablo está obviamente diciéndonos que hay cosas en las cuales debemos pensar. En otras palabras, podemos escoger nuestros pensamientos. Ahora, yo sé que todos tenemos pensamientos que a veces son contrarios a la palabra de Dios, según Romanos, capítulo 7, versos 22 y 23. La ley del pecado que pelea en nosotros ataca nuestras mentes. Pero la Biblia nos dice en Filipenses que no tenemos que sentarnos allí y dejar que nuestros pensamientos construyan un nido – que nosotros podemos escoger lo que pensamos. La Biblia también nos enseña que así como un hombre piensa en su corazón, así es él (Prov. 23:7). Entonces, lo que pensamos es realmente importante.

En Romanos 12:1 y 2, la Biblia dice, “Por lo tanto, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios que presentéis vuestros cuerpos como sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro verdadero culto. No os conforméis a este mundo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál es la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.” La Biblia dice que podemos ser transformados por la renovación de nuestras mentes. ¿Sabía usted que cuando la nave espacial Apolo fue al espacio, ellos tenían que hacer una corrección del curso cada diez minutos? Fueron a la luna como en una especie de zigzag. Y cuando eventualmente aterrizaron, tenían una zona de aterrizaje señalada de 500 millas, y apenas lo lograron por algunos pies dentro de esa zona. Aun así, el vuelo fue un éxito completo. Necesitamos fijar un curso y hacer un compromiso total con el Señor Jesucristo para ser un sacrificio vivo. El problema con el sacrificio vivo es que algunas veces desea arrastrarse fuera del altar, así que tenemos que hacer correcciones del curso en nuestros pensamientos. Tenemos que tener un corazón que diga, “Dios, te necesito y deseo seguir a tu manera.”

No sólo necesitamos hacer un compromiso total, pero parte de tener una vida cristiana victoriosa requiere que tomemos un paso más adelante y seamos transformados a través de la renovación de nuestras mentes. No podemos pensar como el mundo, si no deseamos los resultados del mundo. Como leímos en Filipenses 4:8, podemos escoger lo que pensamos, todo lo amable, justo, de buen nombre, en esto pensemos. Lo que ellos hacían en el antiguo testamento era tomar la Palabra del Dios y ponerla en los marcos de las puertas y en sus ropas, estaba constantemente en frente de ellos. Dios les mandó a que hablaran de su palabra de día y de noche y que debían observar sus mandatos. Y también tenían que contar todas estas cosas a sus hijos. Lo que pensamos es muy importante. Es muy importante que guardemos la palabra del Dios delante de nosotros en todo momento, para realmente tener una vida en victoria. Lo contrario de pensar en lo que es amable, justo, y de buen nombre, es no pensar en las cosas de Dios, y en las cosas del Espiritu. Romanos 8:6 dice, “El ocuparse de la carne es muerte” pero la siguiente parte de ese verso dice, “Pero el ocuparse del Espíritu es vida y paz”.

Hay vida, y hay paz al pensar en las cosas del Espiritu de Dios. Pero si comenzamos a pensar en adulterio, cosas del mundo, dinero, avaricia, entonces luego, ¿Sabe usted lo que sucedería en nuestras vidas? Como un hombre piensa en su corazón, asi es él. Comenzaremos a actuar en esas cosas. Comenzaremos a jugar con esas cosas hasta que se cumplan en nuestras vidas, y destruiremos nuestras vidas. Vea usted, la verdadera guerra espiritual para el creyente no es realmente resistir o refutar al diablo en todo momento, aunque hay momentos en que necesitamos hacer eso. Pero la guerra espiritual tiene que ver con lo que estamos pensando y en qué estamos meditando.

Observe, la Biblia dice en Isaías 26:3 que Dios mantendrá en perfecta paz a aquel cuya mente permanece en él. Hay momentos durante el día en que todos necesitamos hacer ajustes al rumbo que llevamos, tal y como dice en Romans 12. Necesitamos decir: “Dios, éstos son pensamientos incorrectos. Necesito dar la vuelta y renovar mi mente y comenzar a pensar en las cosas que son amables, justas, y de buen nombre.”

Por eso, si usted tiene una debilidad muy grande, si usted está atado, si usted se encuentra algunas veces pensando cosas en las que no debería pensar, usted necesita detenerse inmediatamente. La Biblia dice: si nos acercamos a Dios, él se acercara a nosotros. Si resistimos al enemigo, él huirá de nosotros. Hay momentos en los que he dejado resbalar algunas cosas en mi vida y he dejado que la depresión aumente. En esos momentos, es dificil tomar la Biblia y sentarse, y tomar un pasaje y decir: “Dios, ésto es lo que dices sobre mí. Éste es quién Tu dices que soy. Tú eres mi fuerza. ¿Sabía usted que nuestra victoria es así de simple? Necesitamos decir, “Voy a resistirme a lo que estoy dejando que el enemigo haga conmigo. Voy a sentarme y a abrir la Biblia, y no sólo voy a leer algunas palabras en estas páginas, sino que voy a conectarme con Dios dentro de su palabra. Voy a dejar que mi mente permanezca en Él. Y Señor, ésto es lo que dices sobre mí. Dices que soy perdonado. Dices que me has limpiado. Dices que nada puede separarme de tu amor.” Cuando usted se sienta y simplemente piensa sobre todas esas buenas cosas que Dios ha hecho por usted, en apenas algunos momentos, usted va a olvidarse de esas otras cosas.

Déjeme utilizar esta ilustración. Escuché a un hombre decir una vez: “Ahora, estoy nada más amonestándole para que no piense en elefantes rosados por los próximos diez minutos”. ¿Save usted lo que sucedió? Por esos diez minutos, todo lo que hicimos fue pensar en elefantes rosados. Entonces él preguntó, “¿Qué color es la estatua de la libertad?” Alguien dijo verde. Y él dijo, “Bien, ¿Cuál brazo tiene la estatua de la libertad en alto?” Y alguien dijo que era el brazo derecho. Entonces él preguntó, “¿Qué tiene la estatua de la libertad en su mano?” Y alguien dijo que era una antorcha. Entonces el hombre dijo: “¿Qué le sucedió a sus pensamientos sobre elefantes rosados?” Se fueron. Como usted puede ver, no es cuestión de lo que se dice, “Ahora, ¿no piensa usted estos pensamientos?” porque usted sabe que va a pensar en ellos. Las escrituras realmente nos están diciendo que necesitamos substituir esos pensamientos por los pensamientos de Dios, y cuándo vemos estas cosas venir contra nosotros y estamos pensando algo que no deberíamos pensar, necesitamos inmediatamente pensar en nuestra nueva identidad. Necesitamos inmediatamente volvernos al Señor, conectarnos con Él, no solo con palabras en una página, pero con Dios dentro de esas palabras.

La Biblia nos dice en Romans 8:6 que mientras lo hacemos, veremos la transformación en nuestra vida y la paz que Dios nos da cuando nuestras mentes permanecen en Él, y las cosas del Espíritu. Piensen en estas cosas, mis hermanos, y caminen este día en la libertad que Cristo ha comprado para ustedes.


Preguntas de Discipulado

1. Lea Romanos 12:1. ¿Qué se supone que debemos hacer con nuestros cuerpos?

2. Lea Romanos 12:2. Romanos 12:2 nos está diciendo que deberíamos ser distintos a _______________.

3. Lea Hechos 17:11. ¿Con qué debemos alinear nuestros pensamientos?

4. Lea Romanos 8:5-6. Ser mentalmente espiritual significa_____________.

5. Lea Romanos 12:1-2. ¿Cuáles dos cosas necesitamos hacer de acuerdo con Romanos 12:1-2?

6. Lea Isaías 26:3. ¿Cómo podemos permanecer en perfecta paz?

7. Lea Isaías 26:3. ¿Cuáles son algunas formas en las que podemos mantener nuestras mentes en el Señor?


Escrituras que se usan con las preguntas

1. Romanos 12:1. Por lo tanto, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios que presentéis vuestros cuerpos como sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro verdadero culto.”

2. Romanos 12:2. No os conforméis a este mundo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál es la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.”

3. Hechos 17:11. Estos eran más nobles que los que estaban en Tesalónica, pues recibieron la palabra con toda solicitud, escudriñando cada día las Escrituras para ver si estas cosas eran así.”

4. Romanos 8:5-6. [5] Los que son de la carne piensan en las cosas de la carne; pero los que son del Espíritu, en las cosas del Espíritu. [6] El ocuparse de la carne es muerte, pero el ocuparse del Espíritu es vida y paz

5. Romanos 12:1-2. [1] “Por lo tanto, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios que presentéis vuestros cuerpos como sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro verdadero culto.” [2] “No os conforméis a este mundo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál es la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.”

6. Isaías 26:3. Tú guardarás en completa paz a aquel cuyo pensamiento en ti persevera,”

7. Isaías 26:3-4. [3] Tú guardarás en completa paz a aquel cuyo pensamiento en ti persevera, porque en ti ha confiado [4] “Confiad en Jehová perpetuamente, porque en Jehová, el Señor, está la fortaleza de los siglos...”

Respuestas

1. Lea Romanos 12:1. ¿Qué se supone que debemos hacer con nuestros cuerpos? Presentar u ofrecer su cuerpo a Dios.

2. Lea Romanos 12:2. Romanos 12:2 nos está diciendo que deberíamos ser distintos al Mundo o a los no creyentes.

3. Lea Hechos 17:11. ¿Con qué debemos alinear nuestros pensamientos? Las escrituras, la Palabra de Dios.

4. Lea Romanos 8:5-6. Ser mentalmente espiritual significa Vida y paz.

5. Lea Romanos 12:1-2. ¿Cuáles dos cosas necesitamos hacer de acuerdo con Romanos 12:1-2? Comprometernos con Dios como sacrificios vivos y comenzar a renovar nuestras mentes.

6. Lea Isaías 26:3. ¿Cómo podemos permanecer en perfecta paz? Manteniendo nuestras mentes en el Señor.

7. Lea Isaías 26:3. ¿Cuáles son algunas formas en las que podemos mantener nuestras mentes en el Señor? Oración, alabanza, meditación en la Palabra, dando gracias, etc.




Copyright © 2004, Don W. Krow

Permiso concedido para duplicar o reproducir

Para propósitos de discipulado únicamente bajo la condición de ser

Distribuido gratuitamente.


Discipleship Evangelism

P.O. Box 17007

Colorado Springs, Colorado 80935-7007 U.S.A.

www.delessons.org




Lecciónes

Mi Camino a Dios

My Way to God

Mein Weg zu Gott