Lecciónes

Mi Camino a Dios

My Way to God

Mein Weg zu Gott



Nivel 2 Lección 6

AUTORIDAD DEL CREYENTE

Por Andrew Wommack


En la sesión de hoy deseo hablar sobre la autoridad que Dios nos ha dado como creyentes. Para tratar este tema, vamos a tener que ocuparnos no sólo de la autoridad que tenemos, sino de la autoridad de Satanás. Él ha estado operando desproporcionadamente. Los cristianos han sido influenciados a creer que estamos luchando contra un poder que es superior a nosotros, y que estamos escasamente preparados para hacerle frente. Eso no es lo que las escrituras nos enseñan. Dice en Efesios 6:12, “porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este mundo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes.” O sea, Satanás es un factor; él existe. Él tiene una jerarquía de principados y poderes con los cuales estamos lidiando, pero precisamente en el verso anterior a ese dice que tenemos que estar preparados contra las asechanzas del diablo. El único poder que Satanás realmente tiene contra nosotros es el engaño. Él no tiene poder para superarnos.

En Génesis 3 vemos que cuando la primera tentación vino contra Adán y Eva, Satanás no vino con cierta fuerza superior. Por ejemplo, en vez de aparecer como un gigantesco mamut o un elefante y poner su pie sobre la cabeza de Adán, amenazarlos, y el decir, “me sirven y punto,” él apareció como una serpiente, la criatura más sutil que Dios había creado. El termino sutil se refiere a “disimulado, engañoso o astuto.” La razón por la que Satanás vino a ellos a través de la serpiente era porque realmente él no tenía poder para forzar a Adán y a Eva a hacer ninguna cosa, él sólo podía engañarlos. Él vino contra la naturaleza y el carácter de Dios y comenzó a criticarlo, diciendo: “Dios realmente no les ama – Él está reteniendo cosas que son para ustedes.” Él utilizó el engaño para tentar a Adán y a Eva a pecar contra Dios. Ellos eran los que tenían toda la autoridad, y la razón por la que Satanás tuvo que hacerlo de esta manera fue porque él no tenía poder para venir contra Dios.

Hay tanto más que no tengo tiempo para profundizar, pero uno de los puntos principales que deseo desarrollar es que cuando hablamos de la autoridad del creyente, usted tiene que reconocer que Satanás tiene cero poder y autoridad sobre usted. Él es un enemigo derrotado. Su único poder es venir contra usted con mentiras y engaño. Si su vida está siendo destruida, usted puede decir, “Satanás es quien está disparándome estos tiros,” pero usted es quien le está dando la munición. Usted es el que tiene que responder a sus mentiras y engaños. Si no nos rindiéramos a Satanás, él no tendría ninguna incursión o poder contra nosotros. En 2 Corintios 10:3-5 dice: “[3] Aunque andamos en la carne, no militamos según la carne, [4] porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas, [5] derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo.” Estas escrituras están hablando de las armas de nuestra milicia, y cada arma mencionada se refiere a nuestra mente, ocupándose de los pensamientos. Satanás no tiene el poder de hacerle cualquier cosa, excepto con el engaño.

Quiero resumir algunas cosas rápidamente. En el principio Dios, por supuesto, tenía toda la autoridad. Todo el poder y la autoridad tiene que emanar de Dios, porque Él es el único quién tiene poder en sí mismo. Todo lo demás es delegado de Él. Cuando él creó los cielos y la tierra, él tenía todo el poder y la autoridad. Entonces en Génesis 1:26, cuando Dios creó Adán y Eva, Él dijo: “Que tengan dominio. . . sobre toda la tierra.” Ponga esto junto con el Salmo 115:16, que dice, “Los cielos son los cielos de Jehová, y ha dado la tierra a los hijos de los hombres” Dios tenía propiedad de todo por derecho de ser el Creador, pero Él le dio dominio o autoridad sobre la tierra a los seres humanos. Satanás nunca ha tenido el derecho, ni el poder de gobernar sobre la tierra. Él lo tomó a través del engaño, haciendo que el hombre pecara. Dios le dio ese poder a la humanidad, y cuando el hombre cayó, le cedió su autoridad y poder dados por Dios al diablo. Satanás nunca recibió poder de Dios para oprimir al hombre o gobernar esta tierra.

La escritura dice que Satanás es el dios de este mundo, pero no es porque Dios le hizo el dios de este mundo. Dios nunca puso a Satanás en una posición sobre la humanidad. Él le dio a la humanidad el dominio y la autoridad sobre esta tierra. La única razón por la cual Satanás ha podido oprimir, dominar, o causar los problemas que él hace, es porque la gente le ha cedido su autoridad dada por Dios. Esto planteó un problema serio para Dios porque Él era Espíritu, pero había dado la autoridad sobre esta tierra a los seres humanos, físicos. Sólo gente que tenga un cuerpo físico puede tener la autoridad y el poder de gobernar y de ejercitar influencia en esta tierra. Satanás tuvo que venir a nosotros y conseguir que le cediéramos nuestra autoridad. Ésa es la razón por la que a él le gusta habitar cuerpos. En la escritura, los demonios tenían que poseer un cuerpo, porque Satanás no puede hacer nada sin que esté utilizando un cuerpo humano para trabajar a través de él. Porque Dios era Espíritu y había dado autoridad a los seres humanos, ahora en cierto sentido, Él tiene sus manos atadas. No era porque Dios no tenía el poder y la autoridad, sino por su integridad. Él dio autoridad a los seres humanos, y para ser verdadero a sus propias palabras, él no podía simplemente retractarse y decir, “Esta no es la manera que yo lo deseaba; un momento, alto, vamos a hacerlo otra vez.” No, Dios se ató a si mismo con su propia palabra. A través de la historia él siempre buscó a alguien que pudiera usar, pero el problema era que todos los hombres eran corruptos y se habían rendido a Satanás. Entonces, ¿Qué es lo que él iba a hacer?

Lo que Dios hizo finalmente fue venir el mismo a la tierra y convertirse en hombre. Esto es tremendo cuando usted lo analiza, porque ahora el diablo estaba en gran problema. Él había estado utilizando el poder dado a la humanidad, y Dios no podía intervenir directamente para solucionar todos estos problemas, porque el hombre estaba voluntaria y legalmente rindiendo su autoridad dada por Dios a Satanás. Satanás estaba equivocado en lo que hizo, pero el hombre le dio la autoridad y el poder que les había sido dado. Pero ahora, aquí vino Dios, y ya no era más sólo Espíritu, sino que vino en forma de cuerpo físico. Esto puso a diablo en una situación complicada porque Dios no sólo tenía autoridad en cielo, sino que al venir como hombre también tenía autoridad en la tierra. Jesús dijo en Juan 5:26-27, “[26] Como el Padre tiene vida en sí mismo, así también ha dado al Hijo el tener vida en sí mismo; [27] y, además, le dio autoridad de hacer juicio, por cuanto es el Hijo del hombre” Él se estaba refiriendo a su cuerpo físico.

Jesús vino y ejercitó la autoridad dada por Dios – el diablo le tentó, y Él nunca cedió – y Satanás perdió en todas las batallas con Jesús. Él tomó nuestros pecados, murió por ellos, fue al infierno, subió otra vez, y dijo en Mateo 28:18, “…Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra.” Él ganó, recuperando la autoridad que Dios le había dado a la humanidad y el hombre la ha usado mal, y como Dios en la carne, Él ahora tiene toda la autoridad en cielo y en tierra. En el siguiente verso Él dijo: “ahora ustedes vayan, y hagan estas cosas.” En efecto Él estaba diciendo, “Ahora yo tengo toda la autoridad en cielo y tierra, y la estoy compartiendo con ustedes.” Esta vez, sin embargo, hay una diferencia única en la autoridad que Dios nos ha devuelto como creyentes. Es autoridad unida entre nosotros y el Señor Jesucristo. No ha sido dada a nosotros aisladamente como era con Adán y Eva. Ellos podían dar delegar esa autoridad, permitiendo al diablo oprimirlos, y básicamente quedar desamparados, pero hoy nuestra autoridad está compartida con el Señor Jesucristo. Es como tener una cuenta mancomunada que requiere ambas firmas para cobrar un cheque. Nuestra autoridad es compartida con el Señor Jesús, y su autoridad es compartida con la iglesia.

Aunque podemos fallar, Dios nunca va a ceder su autoridad sobre el diablo otra vez. Satanás es absolutamente impotente. Él no tiene ninguna capacidad de hacer cosas en su vida excepto a través del engaño y que usted voluntariamente se rinda. Usted puede darle autoridad en su vida, usted podría sufrir personalmente por eso, pero la autoridad dada por Dios a la humanidad nunca pasará otra vez a manos del diablo. Ahora es compartida entre nosotros y el Señor Jesús, y Él se mantendrá fiel a pesar de cualquier cosa. Usted necesita reconocer que ahora es usted quien tiene la autoridad y el poder. Satanás está luchando contra usted con pensamientos, pero sus armas son tales que usted puede tomar éstos pensamientos cautivos. Usted puede reconocer que es incorrecto que el diablo le oprima físicamente y descubrir lo que la escritura tiene que decir sobre la sanidad. Juan 8:32 dice, “y conoceréis la verdad y la verdad os hará libres.” Usted es quién tiene el poder y la autoridad. Dios se la ha dado a usted, y lo único que puede impedirle ejercitarlos es que usted todavía no ha tomado sus pensamientos cautivos. Usted no ha utilizado sus armas espirituales para renovar su mente y darse cuenta de lo que tiene. Es muy emotivo descubrir que usted tiene autoridad y poder.

Oro para que usted tome esto, medite en ello, y Dios le revele Satanás tiembla ante usted. Usted no debería temblar ante Satanás porque usted es el que tiene el poder y la autoridad delegada por Dios. Si usted resiste al diablo, él huirá de usted (Santiago 4:7).


Preguntas de Discipulado

1. Lea Génesis 3:1. Satanás existe, pero su verdadero poder existe en su habilidad para engañarnos. ¿Qué quería la serpiente (el diablo) conseguir que Eva cuestionara?

2. Lea Génesis 3:1. ¿Por qué cree usted que Satanás usa el engaño?

3. Lea Génesis 1:26, 28. ¿Quién le dio al hombre su autoridad?

4. Lea Salmos 8:4-8. ¿Cómo creó Dios al hombre?

5. Lea 2 Corintios 4:4. ¿Qué indica 2 Corintios 4:4 que sucedió?

6. Lea Mateo 4:8-9. ¿Considera usted que Mateo 4:8-9 consolida este punto?

7. Lea Mateo 28:18. Después de la muerte y resurrección de Jesús, ¿Quién tiene ahora toda la autoridad en el cielo y en la tierra?

8. Lea Mateo 28:18-19. ¿A quién le ha sido delegada la autoridad de acuerdo con Mateo 28:19?

9. Lea Efesios 1:19. ¿Para quién es la excesiva grandeza del poder de Dios?


Escrituras que se usan con las preguntas

1. Génesis 3:1. La serpiente era más astuta que todos los animales del campo que Jehová Dios había hecho, y dijo a la mujer: --¿Conque Dios os ha dicho: "No comáis de ningún árbol del huerto?”

2. Génesis 3:1. La serpiente era más astuta que todos los animales del campo que Jehová Dios había hecho, y dijo a la mujer: --¿Conque Dios os ha dicho: "No comáis de ningún árbol del huerto?”

3. Génesis 1:26, 28. [26] “Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y tenga potestad sobre los peces del mar, las aves de los cielos y las bestias, sobre toda la tierra y sobre todo animal que se arrastra sobre la tierra.” [28] “Los bendijo Dios y les dijo: Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra y sometedla; ejerced potestad sobre los peces del mar, las aves de los cielos y todas las bestias que se mueven sobre la tierra”

4. Salmos 8:4-8. [4] digo: ¿Qué es el hombre para que tengas de él memoria, y el hijo del hombre para que lo visites? [5] Lo has hecho poco menor que los ángeles y lo coronaste de gloria y de honra. [6] Lo hiciste señorear sobre las obras de tus manos; todo lo pusiste debajo de sus pies: [7] ovejas y bueyes, todo ello, y asimismo las bestias del campo, [8] las aves del cielo y los peces del mar; ¡todo cuanto pasa por los senderos del mar!

5. 2 Corintios 4:4. esto es, entre los incrédulos, a quienes el dios de este mundo les cegó el entendimiento, para que no les resplandezca la luz del evangelio de la gloria de Cristo, el cual es la imagen de Dios.”

6. Mateo 4:8-9. [8] Otra vez lo llevó el diablo a un monte muy alto y le mostró todos los reinos del mundo y la gloria de ellos, [9] y le dijo: --Todo esto te daré, si postrado me adoras.”

7. Mateo 28:18. [18] Jesús se acercó y les habló diciendo: «Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra.”

8. Mateo 28:18-19. [18] Jesús se acercó y les habló diciendo: «Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra. [19] Por tanto, id y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.”

9. Efesios 1:19. “y cuál la extraordinaria grandeza de su poder para con nosotros los que creemos, según la acción de su fuerza poderosa.”


Respuestas

1. Lea Génesis 3:1. Satanás existe, pero su verdadero poder existe en su habilidad para engañarnos. ¿Qué quería la serpiente (el diablo) conseguir que Eva cuestionara? La Palabra de Dios (¿Realmente dijo Dios eso?).

2. Lea Génesis 3:1. ¿Por qué cree usted que Satanás usa el engaño? Él no podía hacerles desobedecer por la fuerza. Él tenía que engañarlos para que cedieran su autoridad.

3. Lea Génesis 1:26, 28. ¿Quién le dio al hombre su autoridad? Dios.

4. Lea Salmos 8:4-8. ¿Cómo creó Dios al hombre? Con el dominio sobre las obras de sus (Dios) manos.

5. Lea 2 Corintios 4:4. ¿Qué indica 2 Corintios 4:4 que sucedió? Que Satanás tomó la autoridad del hombre y se convirtió en dios de este mundo (este sistema o era).

6. Lea Mateo 4:8-9. ¿Considera usted que Mateo 4:8-9 consolida este punto? .

7. Lea Mateo 28:18. Después de la muerte y resurrección de Jesús, ¿Quién tiene ahora toda la autoridad en el cielo y en la tierra? Jesús.

8. Lea Mateo 28:18-19. ¿A quién le ha sido delegada la autoridad de acuerdo con Mateo 28:19? Al creyente.

9. Lea Efesios 1:19. ¿Para quién es la excesiva grandeza del poder de Dios? Para los creyentes.




Copyright © 2004, Don W. Krow

Permiso concedido para duplicar o reproducir

Para propósitos de discipulado únicamente bajo la condición de ser

Distribuido gratuitamente.


Discipleship Evangelism

P.O. Box 17007

Colorado Springs, Colorado 80935-7007 U.S.A.

www.delessons.org




Lecciónes

Mi Camino a Dios

My Way to God

Mein Weg zu Gott