Lecciónes

Mi Camino a Dios

My Way to God

Mein Weg zu Gott



Nivel 2 Lección 7

LA SANIDAD ESTÁ EN LA EXPIACIÓN

Por Andrew Wommack


La sesión de hoy es sobre la sanidad y cómo esta es parte de lo que Jesús ya ha comprado para nosotros. En la Marcos 2 y Lucas 5 Jesús estaba enseñando en una casa tan llena de gente que un hombre paralítico tuvo que ser bajado a través del techo por sus amigos y Jesús milagrosamente lo sanó. En Mateo 8:14-16, después de haber estado sanando gente dice: “[14] Fue Jesús a casa de Pedro y vio a la suegra de este postrada en cama, con fiebre. [15] Entonces tocó su mano y la fiebre la dejó; ella se levantó, y los servía. [16] Al caer la noche le llevaron muchos endemoniados, y con la palabra echó fuera a los demonios y sanó a todos los enfermos.” Y después el verso 17 sigue diciendo, Aquí está la razón por la cual esto sucedió: “para que se cumpliera lo dicho por el profeta Isaías: Él mismo tomó nuestras enfermedades y llevó nuestras dolencias.” En esta ocasión Jesús estaba sanando mucha gente y específicamente se refiere al pasado citando a Isaías 53:3-5: “[3] Despreciado y desechado entre los hombres, varón de dolores, experimentado en sufrimiento; y como que escondimos de él el rostro, fue menospreciado y no lo estimamos. [4] Ciertamente llevó él nuestras enfermedades y sufrió nuestros dolores, ¡pero nosotros lo tuvimos por azotado, como herido y afligido por Dios! [5] Mas él fue herido por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados. Por darnos la paz, cayó sobre él el castigo, y por sus llagas fuimos nosotros curados.”

Éstos son poderosos pasajes de las escrituras. Alguna gente los toma y dice: “Espere un minuto; esto está hablando en un sentido meramente espiritual.” La iglesia a la que yo he pertenecido no cree en la sanidad física del cuerpo, sino que tomaría una escritura como esta y la espiritualizaría -- la utilizarían para decir que usted ha sido herido emocionalmente y que cuando usted compromete su vida al señor, él le sana. Pero si usted pone estos pasajes junto a los que usamos al principio, dicha aplicación de las escrituras cesaría para siempre. Es cierto que Jesús le sanará emocionalmente y en otras maneras, pero estas escrituras están hablando de la sanidad de cuerpo físico. Usted puede ver esto porque en Mateo 8:17 dice que estas sanidades que se llevaron a cabo, fueron el cumplimiento de la profecía dada por Isaías, la cual apenas leímos, “por sus llagas fuimos nosotros curados.” Dice que éste era el cumplimiento, que Él mismo tomó nuestras dolencias y llevó nuestras enfermedades. Esto está hablando de enfermedades, heridas, y dolores físicos. Jesús curó la gente físicamente para cumplir la escritura que dice que somos curados por sus llagas.

La Biblia dice en 1 Pedro 2:24, “Él mismo llevó nuestros pecados en su cuerpo sobre el madero, para que nosotros, estando muertos al pecado, vivamos a la justicia. ¡Por su herida habéis sido sanados!” Esto está escrito en el tiempo pasado. Jesús vino, y parte de lo que Él vino a hacer fue sanar sus cuerpos físicos. No estoy aminorando el hecho de que Él también vino a perdonar sus pecados. Eso es importante, y el perdón de pecados es como el umbral, la entrada a todo lo demás, pero él no vino sólo a perdonar sus pecados. Él también vino sanar su cuerpo. En griego, la palabra usada para salvación en el Nuevo Testamento es “sozo,” una palabra que lo incluye todo y se puede aplicar a muchas cosas diferentes. Pero si usted se fija bien, es también traducida como “sanidad.” Santiago 5:14-15 establece: “¿Está alguno enfermo entre vosotros? Llame a los ancianos de la iglesia para que oren por él, ungiéndolo con aceite en el nombre del Señor. [15] y la oración de fe salvará al enfermo…” La palabra “salvará” usada allí es la palabra griega “sozo,” y está hablando sobre los enfermos que son sanados físicamente en sus cuerpos. Esta misma palabra que ha sido traducida como perdón de pecados cientos de veces en el Nuevo Testamento, también fue traducida como sanidad.

Cuando Jesús envió a sus discípulos en Mateo 10, el comando que Él les dio fue sanar a los enfermos, limpiar a los leprosos, resucitar a los muertos, echar fuera demonios y predicar el evangelio. En la misma ocasión que les envió a predicar el evangelio, también les encomendó sanar a los enfermos, limpiar a los leprosos, y echar fuera demonios. La sanidad es una parte tan importante como el perdón de pecados en la misión que Jesús vino a cumplir en su vida.

De la misma manera, usted nunca pensaría que el Señor quiere que usted cometa un pecado para enseñarle que usted podría aprender algo a través de su pecado, Él nunca querría que usted viva en enfermedad. Dios no es el autor de la enfermedad en su vida. Algunas veces la gente dice cosas como: “Bien, esta enfermedad es realmente una bendición de Dios, porque me hizo volverme a Él.” Es verdad que en situaciones de crisis la gente se vuelve a Dios, pero él no envía la enfermedad para enseñarle. Él no haría eso, al igual que no te enviaría pecado. ¿Puede usted aprender algo si se pone a practicar el pecado? Si usted vive una vida de adulterio o de homosexualidad y adquiere alguna enfermedad, ¿Puede usted aprender que ese estilo vida era incorrecto? Ciertamente si puede, pero Dios no le hizo vivir ese estilo de vida. Él no puso el pecado en su vida, aun así, usted puede aprender del pecado. Usted puede golpearse su cabeza contra la pared y aprender que eso no es algo que deba hacer, pero usted también podría aprender eso sin lastimar su cabeza físicamente contra la pared. Usted no tiene que aprender todo a puro golpe. Dios no pone enfermedad en su vida para humillarle y para enseñarle algo. Jesús murió para perdonarle de sus pecados y también para sanarle de sus enfermedades. Él llevó nuestros pecados en su propio cuerpo, y por sus llagas fuimos curamos.

La sanidad divina sobrenatural de Dios está disponible para todos nosotros; la sanidad es parte de la expiación que Jesus produjo al morir por nosotros. Si usted no está recibiendo su sanidad, Dios no está enojado con usted. Usted no tiene que ser curado para amar a Dios. Usted puede amar a Dios con todo su corazón, no creer en la sanidad divina, y aun así irse al cielo. De hecho, probablemente conseguirá llegar allá más rápido, porque usted no sabe como caminar en salud. Pero ¿Sabe qué? – la sanidad está disponible para usted también. Jesús murió para producirla. Dios quiere que usted esté bien.


Preguntas de Discipulado

1. Lea Mateo 8:16-17. ¿Cuánta gente sanó Jesús?

2. Lea Isaías 53:3-5. ¿De qué tipo de sanidad están hablando estos versos?

3. Lea Mateo 8:17. ¿Qué le sucede a nuestras enfermedades e dolencias?

4. Lea 1 Pedro 2:24. ¿Cuáles 2 cosas dice 1 Pedro 2:24 que Jesús hizo por nosotros?

5. Lea Santiago 5:14-15. La palabra “salvo” en el verso 15 es la palabra griega “sozo,” la cual es traducida “liberar, proteger, sanar, preservar, ser completo.” Es la misma palabra que la Biblia usa para referirse a “salvación”. De acuerdo con estos versos y la definición griega de salvación, ¿Qué está incluido en la salvación?

6. Lea Mateo 10:7. Cuando Jesús envió a sus discípulos, ¿Qué les dijo Él que dijeran?

7. Lea Mateo 10:8. ¿Qué les dijo Él que hicieran?

8. Lea Marcos 16:15. ¿Qué les dijo Jesús a sus discípulos que hicieran?

9. Lea Marcos 16:16. ¿Qué deben hacer aquellos que responden al llamado del evangelio?

10. Lea Marcos 16:17. ¿Cuáles señales seguirán a los que creen?

11. Lea Marcos 16:18. ¿Cuáles otras señales seguirán a los creyentes?


Escrituras que se usan con las preguntas

1. Mateo 8:16-17. [16 Al caer la noche le llevaron muchos endemoniados, y con la palabra echó fuera a los demonios y sanó a todos los enfermos, [17] para que se cumpliera lo dicho por el profeta Isaías: Él mismo tomó nuestras enfermedades y llevó nuestras dolencias.”

2. Isaías 53:3-5. [3] Despreciado y desechado entre los hombres, varón de dolores, experimentado en sufrimiento; y como que escondimos de él el rostro, fue menospreciado y no lo estimamos. [4] Ciertamente llevó él nuestras enfermedades y sufrió nuestros dolores, ¡pero nosotros lo tuvimos por azotado, como herido y afligido por Dios! [5] Mas él fue herido por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados. Por darnos la paz, cayó sobre él el castigo, y por sus llagas fuimos nosotros curados.”

3. Mateo 8:17. para que se cumpliera lo dicho por el profeta Isaías: Él mismo tomó nuestras enfermedades y llevó nuestras dolencias.”

4. 1 Pedro 2:24. Él mismo llevó nuestros pecados en su cuerpo sobre el madero, para que nosotros, estando muertos a los pecados, vivamos a la justicia. ¡Por su herida habéis sido sanados!”

5. Santiago 5:14-15. [14] ¿Está alguno enfermo entre vosotros? Llame a los ancianos de la iglesia para que oren por él, ungiéndolo con aceite en el nombre del Señor. [15] Y la oración de fe salvará al enfermo, y el Señor lo levantará; y si ha cometido pecados, le serán perdonados.”

6. Mateo 10:7 Y yendo, predicad, diciendo: "El reino de los cielos se ha acercado.”

7. Mateo 10:8. “Sanad enfermos, limpiad leprosos, resucitad muertos, echad fuera demonios; de gracia recibisteis, dad de gracia.”

8. Marcos 16:15. Y les dijo: --Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura.”

9. Marcos 16:16. El que crea y sea bautizado, será salvo; pero el que no crea, será condenado.”

10. Marcos 16:17. Estas señales seguirán a los que creen: En mi nombre echarán fuera demonios, hablarán nuevas lenguas.”

11. Marcos 16:18. tomarán serpientes en las manos y, aunque beban cosa mortífera, no les hará daño; sobre los enfermos pondrán sus manos, y sanarán.”


Respuestas

1. Lea Mateo 8:16-17. ¿Cuánta gente sanó Jesús? Todos los que vinieron a Él

2. Lea Isaías 53:3-5. ¿De qué tipo de sanidad están hablando estos versos? Todo tipo de sanidad (Incluyendo física).

3. Lea Mateo 8:17. ¿Qué le sucede a nuestras enfermedades e dolencias? Jesús se las llevó.

4. Lea 1 Pedro 2:24. ¿Cuáles 2 cosas dice 1 Pedro 2:24 que Jesús hizo por nosotros? Él llevó nuestros pecados en su cuerpo y por sus llagas fuimos sanados.

5. Lea Santiago 5:14-15. La palabra “salvo” en el verso 15 es la palabra griega “sozo,” la cual es traducida “liberar, proteger, sanar, preservar, ser completo.” Es la misma palabra que la Biblia usa para referirse a “salvación”. De acuerdo con estos versos y la definición griega de salvación, ¿Qué está incluido en la salvación? Sanidad.

6. Lea Mateo 10:7. Cuando Jesús envió a sus discípulos, ¿Qué les dijo Él que dijeran? El reino de los cielos se ha acercado.

7. Lea Mateo 10:8. ¿Qué les dijo Él que hicieran? Sanar a los enfermos, resucitar a los muertos y echar fuera demonios.

8. Lea Marcos 16:15. ¿Qué les dijo Jesús a sus discípulos que hicieran? Ir a todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura.

9. Lea Marcos 16:16. ¿Qué deben hacer aquellos que responden al llamado del evangelio? Creer y ser bautizados.

10. Lea Marcos 16:17. ¿Cuáles señales seguirán a los que creen? Ellos echarán fuera demonios y hablarán nuevas lenguas.

11. Lea Marcos 16:18. ¿Cuáles otras señales seguirán a los creyentes? Pondrán manos sobre los enfermos y estos sanarán




Copyright © 2004, Don W. Krow

Permiso concedido para duplicar o reproducir

Para propósitos de discipulado únicamente bajo la condición de ser

Distribuido gratuitamente.


Discipleship Evangelism

P.O. Box 17007

Colorado Springs, Colorado 80935-7007 U.S.A.

www.delessons.org




Lecciónes

Mi Camino a Dios

My Way to God

Mein Weg zu Gott