Lecciónes

Mi Camino a Dios

My Way to God

Mein Weg zu Gott



Nivel 3 Lección 1

EL FLUJO DIVINO

Por Andrew Wommack


Quiero compartir contigo algunas cosas acerca de que cómo tú puedas empezar a dejar que Dios fluya a traves de tí para ministrar a las personas. Tú tienes el poder y la unción de Dios contigo, pero ¿Cómo la puedes sacar para llevarlas a otras personas? Hay varias escrituras con las cuales podemos empezar. En Filemón 6, el Apóstol Pablo está orando “Para que la participación de tu fe sea eficaz en el conocimiento de todo el bien que está en vosotros por Cristo Jesús.” El primer paso para que el poder de Dios fluya a traves de nosotros hacia otra gente es que primero tu tienes que tener conocimiento de las cosas buenas que hay dentro de ti. Tu no puedes dar lo que no tienes; pero una vez que tu conoces lo que hay dentro de ti, las cosas automáticamente empezarán a suceder. Tu empezarás a compartir con otros tu entusiasmo, a compartir los testimonios de lo que Dios ha hecho en tu vida, y automáticamente algunas personas serán ayudadas.

En 1 Juan 4:7-8 dice: “Amados, amémonos unos a otros; porque el amor es de Dios. Todo aquel que ama, es nacido de Dios, y conoce a Dios---- Porque Dios es amor.” Cada vez que tu sientas que amor está fluyendo de dentro de ti hacia otra persona, eso es que Dios está fluyendo de dentro de ti hacia ellos. Hay cuatro palabras en el lenguaje Griego para describir “amor”, la más importante de ellas es la palabra “agape” amor, es la que corresponde al amor supernatural de Dios. Quiero hacer la distinción de que tu tienes que reconocer la diferencia entre atracción o el deseo hacia alguien y la forma altamente supernatural del amor de Dios. Cada vez que tu disciernes que el amor de Dios está fluyendo de dentro de ti hacia alguien, no es para servirte a ti mismo. Tu puedes verificar esto al leer 1 Corintios 13: 4-8, la cual da las calificaciones de la clase del amor de Dios. No tiene envidia, no busca lo suyo, no es jactancioso, no se irrita, etc. Tu tienes que analizar a lo que tú llamas amor y estar seguro de que si realmente es el amor de Dios—que no busca lo suyo o jactancioso—Que tu no amas a una persona por lo que ellas puedan hacer por ti. Tan pronto como tu vayas creciendo en esto y literalmente empieces a discernir esa clase de amor, entonces cuando tu sientes que ese amor fluye a traves de ti para alguien, todo lo que tienes que hacer es seguirlo con algunas palabras de ánimo o una acción—pero haz algo.

Han habido veces cuando yo he estado orando, una persona viene a mi mente, yo debo tener el amor como el de Dios y compasión de Dios hacia ellos. No hubo razón para que esto sucediera’ eso fue supernatural. He aprendido llamar a la persona, escribirles una carta, o hacer contacto con ellos de alguna manera. En la mayoría de las veces esa persona dirá, “Muchacho, ese fue Dios hablándome a traves de tí y tocó mi vida a traves de ello. “¿Sabes cómo sucedió eso? Eso sucedió porque yo sentí ese amor, esa compasión como la de Dios fluyendo de dentro de mi hacia esa persona, cuando yo ahora siento eso, yo reconozco que no soy yo—sino que es Dios. Dios es amor, y cuando yo amo a otra persona, es Él amando a la otra persona a traves de mi. Esa fue la manera que ministró Jesús. Mateo 14:14 dice: “Y saliendo Jesús, vio una gran multitude, y tuvo compasión de ellos, y sanó a los que de ellos estaban enfermos.” La manera que el poder de Dios fluyó a traves de Jesús fue a traves de la compasión y el amor que Él sintió hacia la gente que Él estaba ministrando. En Mateo 8:2-3 un hombre enfermo de lepra, y de acuerdo a ley Judía [ Nadie debía entrar en contacto con un leproso porque ellos mismos vendrían a ser contaminados y ser sucios]. Desde la distancia el leproso also su voz “ diciendo: Señor, si quieres puedes limpiarme. Y Jesús extendió la mano y le tocó diciendo: Quiero, sé limpio. Y al instante su lepra desapareció.” Él fue movido con compasión hacia el leproso y lo tocó. Cuando tu estés leyendo las Escrituras, tu encontrarás esta clase de compassion, esto es amor de Dios en muchos lugares. No es solamente una emoción pero compassion que fluye hacia fuera a traves de nosotros.

Cuando Jesús fue colgado en la cruz, Él amó tanto a la gente alrededor de Él que dijo: “Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen.” (Lucas 23:23) Estas fueron las mismas personas que lo estaban crucificando, todavía Él tuvo compasión de ellos y le pidió a Dios que los perdonara. Nosotros sabemos que Él no tuvo “piel de gallina”—eso no fue un sentimiento o una emoción—eso fue una escogencia. No obstante Él lo sintió y lo manifesto hacia la gente. Cada uno de ustedes quien es nacido de Nuevo tiene a Dios viviendo dentro de sí. De acuerdo al versículo con que empezamos, 1 Juan 4:8, Dios es amor, y Él quiere fluír a traves de ti para alcanzar a las personas. Para hacer eso Él soltará esa compasión. Tu la sentirás fluír a traves de ti hacia otras personas, y cuando lo sientas, tu necesitas responder.

Tu no necesitas hacer siempre algo especial. No tiene que ser “Así lo dice el Señor.” Algunas veces, si tu tienes un sentimiento de compasión hacia una persona, ve hacia ella ponle tu brazo sobre su hombro y dile: “Dios te ama y yo también te amo.” Yo me acuerdo que una vez esto me sucedió cuando yo estuve en situación en la cual yo estuve a punto de dejar una iglesia. La gente había dicho mentiras acerca de mi, y una de la spersonas amenazó cn matarme. Yo me sentí tan desanimado como para decirle a Dios, “¿Qué está pasando? Nadie aprecia lo que estoy tratando de hacer. Yo estaba peleando con el Diablo acerca de esto cuando un amigo me llamó de larga distancia por teléfono. el habló por algunos minutos, y yo le pegunté: “Bien, ¿Porqué llamastes? El me dijo, “sólo te llamo para decirte que te amo. Mientras oraba sentí en mí el amor de Dios hacia tí. Yo te aprecio.” Eso fue todo lo que dijo. El no sabía lo que me estaba pasando; pero Dios usó esa situación. yo supe que fue el amor de Dios a traves de esa persona, y eso me ayudó a quedarme en el ministerio, y cambió mi vida.

No necesariamente tiene que ser algo profundo o una palabra grande. Dios es amor, y cada vez que tu disciernas que ese amor está fluyendo a traves de ti, eso es flujo divino---la vida divina de Dios. Cuando tú sientas eso, tienes que perseguirlo con ahínco. Haz algo, dí algo, se una bendición para alguna persona. Dios te pondrá palabras en tu boca, Él te usará, y Él librará a las personas tan pronto como tu seas movido con compasión y ministrar a aquellos alrededor de ti.


Preguntas de Discipulado

Nota: En esta lección examinaremos cómo dejar que fluya hacia otros lo que Dios ha puesto en nosotros.

1. Leer Filemón 1:6. ¿Cuál es el primer paso para dejar que lo que Dios puso en nosotros fluya hacia otros?

2. Leer 1 Juan 4:7-8. ¿Cuál es la verdadera fuente de donde obtendremos lo que necesitamos para amar a otros?

3. El Hermano Andrew Wommack dice que: “Cada vez que tú sientes que amor está fluyendo fuera de ti, eso es, Dios fluyendo fuera de ti.” ¿Qué frase en 1 Juan 4:7 demuestra este hecho?

4. Leer 1 Corintios 13: 4-8. ¿Cuáles son algunas de las características del amor de Dios?

5. Leer Mateo 14:14. ¿Cómo fue movido Jesús cuando estaba ministrando a otros?

6. Leer Mateo 25:37-40. Cuando nosotros nos acercamos a otros en amor y compasión, en realidad, ¿A quién estamos amando o cuidando?


Escrituras que se usan con las preguntas

1. Filemón 1:6. “Para que la participación de tu fe sea eficaz en el conocimiento de todo el bien que está en vosotros por Cristo Jesús.”

2. 1 Juan 4:7-8. [7] “Amados, amémonos unos a otros; porque el amor es de Dios. Todo aquel que ama, es nacido de Dios, y conoce a Dios. [8] “El que no ama, no ha conocido a Dios, orque Dios es amor.”

3. 1 Juan 4:7. “Amados, amémonos unos a otros; porque el amor es de Dios. Todo aquel que ama, es nacido de Dios, y conoce a Dios.”

4. 1 Corintios 13:4-8. [4] “El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece; [5] No hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor; [6] No se goza de la injusticia, mas se goza de la verdad. [7] Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta. [8] El amor nunca deja de ser; pero las profecías se acabarán, y cesarán las lenguas, y la ciencia acabará.”

5. Mateo 14: 14 “Y saliendo Jesús, vio una gran multitude, y tuvo compasión de ellos, y sanó a los que de ellos estaban enfermos.”

6. Mateo 25:37-40. [37] “Entonces los justos respoderán diciendo: Señor, ¿cuándo te vimos hambriento, y te sustentamos, o sediento, y te dimos de beber? [38] ¿Y cuándo te vimos forastero, y te recogimos, o desnudo, y te cubrimos? [39] ¿O cuándo te vimos enfermo, o en la cárcel, y vimos a ti? [40] Y Respondiendo el Rey, les dirá: De cierto os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos mis hermanos más pequeños, a mí lo hicisteis.”


Respuestas

Nota: En esta lección examinaremos cómo dejar que fluya hacia otros lo que Dios ha puesto en nosotros.

1. Leer Filemón 1:6. ¿Cuál es el primer paso para dejar que lo que Dios puso en nosotros fluya hacia otros? El conocimiento de todo el bien que está en vosotros por Cristo Jesús.

2. Leer 1 Juan 4:7-8. ¿Cuál es la verdadera fuente de donde obtendremos lo que necesitamos para amar a otros? Dios, porque Dios es amor. (1 Juan 4:8).

3. El Hermano Andrew Wommack dice que: “Cada vez que tú sientes que amor está fluyendo fuera de ti, eso es, Dios fluyendo fuera de ti.” ¿Qué frase en 1 Juan 4:7 demuestra este hecho? El amor es de Dios. (Él es la fuente). 1 Juan 4:7.

4. Leer 1 Corintios 13: 4-8. ¿Cuáles son algunas de las características del amor de Dios? 1 Corintios 13:4. El amor es sufrido es benigno.

En 1 Cor. 13:4 está en tiempo presente que significa que el amor es continuo y se comporta de la misma manera.

1 Cor. 13:4. Es benigno. Se muestra él mismo en acciones benignas. En 1 Cor. 13:4 está escrito en tiempo presente que significa que es continuo y se comporta de la misma manera.

1 Cor. 13:4. No tiene envidia. No se resiente con la buena fortuna o el éxito de los otros.

1 Cor. 13:4. No es jactancioso – No se jacta u ostenta él mismo. no es orgulloso.

1 Cor. 13:4. No se envanece. No es orgulloso o arrogante.

1 Cor. 13:5. No hace nada indebido – No se comporta en violación de lo que es correcto, No es rudo.

1 Cor. 13:5. No busca lo suyo. No es egoísta.

1 Cor. 13:5. No se irrita. No se enoja facilmente, no tiene mal genio.

1 Cor. 13:5. No guarda rencor. No está pensando siempre en lo peor de los otros. No guarda registros de cosas malas.

1 Cor. 13:6. No se goza de la injusticia – no se goza de lo malo.

1 Cor. 13:6. Se goza de la verdad.

1 Cor. 13:7. Todo lo sufre. Siempre sirve de ayuda. Nunca se da por vencido.

1 Cor. 13:7. Todo lo cree. El amor siempre Confía.

1 Cor. 13:8. El amor nunca deja de ser. Siempre persevere, llega hasta el final y dura para siempre.

5. Leer Mateo 14:14. ¿Cómo fue movido Jesús cuando estaba ministrando a otros? Él fue movido por compasión hacia otros. El diccionario define “compassion” como: Benignidad, Bondad, Misericordia, Piedad.

6. Leer Mateo 25:37-40. Cuando nosotros nos acercamos a otros en amor y compasión, en realidad, ¿A quién estamos amando o cuidando? A Jesús mismo. (Ver también Hebreos 6:10).




Copyright © 2004, Don W. Krow

Permiso concedido para duplicar o reproducir

Para propósitos de discipulado únicamente bajo la condición de ser

Distribuido gratuitamente.


Discipleship Evangelism

P.O. Box 17007

Colorado Springs, Colorado 80935-7007 U.S.A.

www.delessons.org




Lecciónes

Mi Camino a Dios

My Way to God

Mein Weg zu Gott