Lecciónes

Mi Camino a Dios

My Way to God

Mein Weg zu Gott



Nivel 3 Lección 13

EL FRUTO DE LA SALVACIÓN (SEGUNDA PARTE)

Por Don Krow


Note la escritura: “Así distinguimos entre los hijos de Dios y los hijos del diablo: el que no practica la justicia no es hijo de Dios; ni tampoco lo es el que no ama a su hermano” (1 Juan 3:10 NVI). No dice, “Así es como nos salvamos a nosotros mismos” Dice, “Así es como sabemos quienes los hijos de Dios son… (1 Juan 3:10).

Jesús lo dijo así, “Así que por sus frutos los conocerán(Mateo 7:20).

En la escritura, Dios habla de la salvación en dos maneras: (1) Esa salvación es por la gracia a través de la fe (Ef. 2:8-9). (2) En términos de las buenas obras que cada persona salva realiza (Ef. 2:10). ¿Por qué nos asusta hablar de los frutos del creyente? La Biblia no se avergüenza de tal tema. Aquí está cómo podemos saber estamos en el Reino de Dios y bajo Su gobierno:

[3] En esto sabemos que nosotros lo conocemos, si guardamos sus mandamientos. [4] El que dice: «Yo lo conozco», pero no guarda sus mandamientos, el tal es mentiroso y la verdad no está en él. [5] Pero el que guarda su palabra, en ese verdaderamente el amor de Dios se ha perfeccionado; por esto sabemos que estamos en él. (1 Juan 2:3-5).

Si sabéis que él es justo, sabed también que todo el que hace justicia es nacido de él (1 Juan 2:29). (¿No crees que tiene sentido? La naturaleza de Dios y de Cristo es justicia y todo el que practica la justicia está dando evidencia de compartir su naturaleza, o como dice Juan, ha sido nacido de Él).

[5] Y sabéis que él apareció para quitar nuestros pecados, y no hay pecado en él. [6] Todo aquel que permanece en él, no peca. (En Griego en el tiempo presente se refiere a una acción continua o habitual. En la Biblia, el lector puede mejorar su entendimiento significativamente con tan solo suplantar las palabras continuamente, repetidamente, una y otra vez, ininterrumpidamente, constantemente, manteniéndose, acostumbradamente, habitualmente, como una estilo de vida). Todo aquel que peca (tiempo presente), no lo ha visto ni lo ha conocido. [7] Hijitos, nadie os engañe; el que hace (tiempo presente: repetidamente, lo hace una y otra vez) justicia es justo, como Él es justo. [8] El que practica el pecado (tiempo presente: habitualmente como estilo de vida porque esa es su naturaleza) es del diablo, porque el diablo peca desde el principio. Para esto apareció el Hijo de Dios, para deshacer las obras del diablo. [9] Todo aquel que es nacido de Dios no practica el pecado (tiempo presente: eso es, como estilo de vida, mostrando un corazón sin arrepentimiento), porque la simiente de Dios permanece en él; y no puede pecar (tiempo presente: ininterrumpidamente), porque es nacido de Dios. [10] En esto se manifiestan los hijos de Dios y los hijos del diablo: todo aquel que no hace ((tiempo presente:) justicia y que no ama (tiempo presente) a su hermano, no es de Dios. (1 Juan 3:5-10). (Juan dice, “Así es cómo sabemos quiénes son los hijos de Dios y quiénes son los hijos del diablo.” Aquellos que no practican la justicia y el amor demuestran que no tienen la naturaleza del padre. ¿No es la evidencia del nuevo nacimiento importante?)

Sabemos que hemos pasado de muerte a vida, porque amamos a nuestros hermanos. Cualquiera que no ama permanece en la muerte (1 Juan 3:14).

Nosotros somos de Dios. El que conoce a Dios, nos oye; el que no es de Dios, no nos oye (los apóstoles). En esto conocemos el espíritu de verdad y el espíritu de error (1 Juan 4:6).

El que no ama no ha conocido a Dios, porque Dios es amor (1 Juan 4:8). (El amor es la marca del creyente, porque la naturaleza de Dios es amor).

En esto conocemos que amamos a los hijos de Dios, cuando amamos a Dios (tiempo presente: y continuamente amándole) y guardamos (tiempo presente: y continuamente guardándolos) sus mandamientos. (1 Juan 5:2).

[18] Sabemos que todo aquel que ha nacido de Dios no practica el pecado (tiempo presente: como estilo de vida, demostrando un corazón sin arrepentimiento), pues Aquel que fue engendrado por Dios lo guarda (VRV – Guarda a si mismo, tiempo presente: y continua guardándose) y el maligno no lo toca. [19] Sabemos que somos de Dios, y el mundo entero está bajo el maligno. (1 Juan 5:18-19).

¿POR QUÉ EL APÓSTOL JUAN COMPARTIÓ TODAS ESTAS COSAS CON NOSOTROS? Estas cosas os he escrito a vosotros que creéis en el nombre del Hijo de Dios, para que sepáis que tenéis vida eterna… (1 Juan 5:13).

Conclusión: La justicia, santidad, amor, los frutos del Espíritu de Dios son evidencias del nuevo nacimiento. Usted mismo no tiene confianza de pertenecerle a Él (Dios) mientras está practicando un estilo de vida desagradable a Dios. La conciencia condena y no hay confianza hacia Dios. El apóstol Pedro nos amonesta para asegurar nuestro llamado y elección (2 Pedro 1:10), ej. Aseguremos nuestros corazones que realmente pertenecemos a Él por medio de un estilo de vida que corresponda al evangelio glorioso. No he dicho, “ésta es la forma como somos salvos,” Dije, “Así es cómo sabemos que pertenecemos a Él.”


Preguntas de Discipulado

1. Lea Hechos 8:13, 18-22. Primero Juan está hablando sobre los frutos o evidencias del verdadero creyente. Estos son todos los asuntos que brotan del corazón. Cuando el corazón del creyente se encuentra sin justicia (tal como el de Simón), ¿Qué es lo que debe hacer?

2. Lea 2 Pedro 1:5-11. ¿Cuál es la prueba o evidencia de que una persona se encuentra realmente entre aquellos que Dios ha llamado y escogido?

3. Lea Mateo 25:34-40. ¿Cuáles son las cualidades demostradas por el creyente en Mateo 25:34-40

4. Lea Juan 13:35. ¿Cómo eran conocidos los discípulos de Jesús?

5. Lea Mateo 7:21-23. ¿Por qué fueron estos individuos apartados del reino de Dios?

6. Lea Juan 14:23. Si una persona ama a Jesús, ¿Qué es lo que debe hacer?

7. Lea Hechos 26:20. ¿Qué es lo que está diciendo Hechos 26:20?

8. Lea Santiago 2:17. Si tu fe no es seguida de buenas obras o acciones, entonces ¿Qué clase de fe es?


Escrituras que se usan con las preguntas

1. Hechos 8:13, 18-22. [13] También creyó Simón mismo, y después de bautizado estaba siempre con Felipe; y al ver las señales y grandes milagros que se hacían, estaba atónito. [18] Cuando vio Simón que por la imposición de las manos de los apóstoles se daba el Espíritu Santo, les ofreció dinero, [19] diciendo: --Dadme también a mí este poder, para que cualquiera a quien yo imponga las manos reciba el Espíritu Santo. [20] Entonces Pedro le dijo: --Tu dinero perezca contigo, porque has pensado que el don de Dios se obtiene con dinero. [21] No tienes tú parte ni suerte en este asunto, porque tu corazón no es recto delante de Dios. [22] Arrepiéntete, pues, de esta tu maldad y ruega a Dios, si quizás te sea perdonado el pensamiento de tu corazón,

2. 2 Pedro 1:5-11. [5] Por esto mismo, poned toda diligencia en añadir a vuestra fe virtud; a la virtud, conocimiento; [6] al conocimiento, dominio propio; al dominio propio, paciencia; a la paciencia, piedad; [7] a la piedad, afecto fraternal; y al afecto fraternal, amor. [8] Si tenéis estas cosas y abundan en vosotros, no os dejarán estar ociosos ni sin fruto en cuanto al conocimiento de nuestro Señor Jesucristo. [9] Pero el que no tiene estas cosas es muy corto de vista; está ciego, habiendo olvidado la purificación de sus antiguos pecados. [10] Por lo cual, hermanos, tanto más procurad hacer firme vuestra vocación y elección, porque haciendo estas cosas, jamás caeréis. [11] De esta manera os será otorgada amplia y generosa entrada en el reino eterno de nuestro Señor y Salvador Jesucristo.

3. Mateo 25:34-40. [34] Entonces el Rey dirá a los de su derecha: "Venid, benditos de mi Padre, heredad el Reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo, [35] porque tuve hambre y me disteis de comer; tuve sed y me disteis de beber; fui forastero y me recogisteis; [36] estuve desnudo y me vestisteis; enfermo y me visitasteis; en la cárcel y fuisteis a verme". [37] Entonces los justos le responderán diciendo: "Señor, ¿cuándo te vimos hambriento y te alimentamos, o sediento y te dimos de beber? [38] ¿Y cuándo te vimos forastero y te recogimos, o desnudo y te vestimos? [39] ¿O cuándo te vimos enfermo o en la cárcel, y fuimos a verte?" [40] Respondiendo el Rey, les dirá: "De cierto os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos mis hermanos más pequeños, a mí lo hicisteis".

4. Juan 13:35. En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tenéis amor los unos por los otros.

5. Mateo 7:21-23. [21] »No todo el que me dice: "¡Señor, Señor!", entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. [22] Muchos me dirán en aquel día: "Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros?" [23] Entonces les declararé: "Nunca os conocí. ¡Apartaos de mí, hacedores de maldad!"

6. Juan 14:23. Respondió Jesús y le dijo: --El que me ama, mi palabra guardará; y mi Padre lo amará, y vendremos a él y haremos morada con él

7. Hechos 26:20. Sino que anuncié primeramente a los que están en Damasco y Jerusalén, y por toda la tierra de Judea, y a los gentiles, que se arrepintieran y se convirtieran a Dios, haciendo obras dignas de arrepentimiento.

8. Santiago 2:17. Así también la fe, si no tiene obras, está completamente muerta.


Respuestas

1. Lea Hechos 8:13, 18-22. Primero Juan está hablando sobre los frutos o evidencias del verdadero creyente. Estos son todos los asuntos que brotan del corazón. Cuando el corazón del creyente se encuentra sin justicia (tal como el de Simón), ¿Qué es lo que debe hacer? Arrepentirse de su pecado (debilidad) y orar a Dios para que los pensamientos de su corazón sean perdonados.

2. Lea 2 Pedro 1:5-11. ¿Cuál es la prueba o evidencia de que una persona se encuentra realmente entre aquellos que Dios ha llamado y escogido? Él agrega a su fe todas las cualidades del Espíritu, las cualidades de su nueva naturaleza.

3. Lea Mateo 25:34-40. ¿Cuáles son las cualidades demostradas por el creyente en Mateo 25:34-40? Obras prácticas que proceden de la fe – tales como alimentar a los hambrientos, hospitalidad para con los otros, vestir a los menos afortunados, cuidar a los enfermos, alcanzar a los que están en prisión, etc.

4. Lea Juan 13:35. ¿Cómo eran conocidos los discípulos de Jesús? Por el amor que mostraban el uno al otro.

5. Lea Mateo 7:21-23. ¿Por qué fueron estos individuos apartados del reino de Dios? Ellos eran hacedores de iniquidades. En Griego el tiempo presente es usado en tal forma que indica que la iniquidad era parte de su estilo de vida, su naturaleza. Jesús dijo que Él nunca los conoció. Ellos eran gente religiosa que nunca tuvieron un cambio de corazón, un cambio de mente que les volviera hacia Dios.

6. Lea Juan 14:23. Si una persona ama a Jesús, ¿Qué es lo que debe hacer? Guardar su Palabra, o hacer lo que Él dice

7. Lea Hechos 26:20. ¿Qué es lo que está diciendo Hechos 26:20? Prueba tu arrepentimiento a través de lo que haces.

8. Lea Santiago 2:17. Si tu fe no es seguida de buenas obras o acciones, entonces ¿Qué clase de fe es? Fe muerta, Fe No-salvadora (Santiago 2:14).




Copyright © 2004, Don W. Krow

Permiso concedido para duplicar o reproducir

Para propósitos de discipulado únicamente bajo la condición de ser

Distribuido gratuitamente.


Discipleship Evangelism

P.O. Box 17007

Colorado Springs, Colorado 80935-7007 U.S.A.

www.delessons.org




Lecciónes

Mi Camino a Dios

My Way to God

Mein Weg zu Gott