Lecciónes

Mi Camino a Dios

My Way to God

Mein Weg zu Gott



Nivel 3 Lección 14

UN LLAMADO AL DISCIPULADO

Por Andrew Wommack


Hoy vamos a hablar de cómo ser un discípulo y cómo hacer discípulos de otras personas. Deseo recordarle que el Señor nos dio un comando, no de ir y convertir a la gente, ni de lograr que confiesen a Jesús como su Señor, para que reciban el perdón de pecados, sino que nos mandó a hacer discípulos. Aunque esas otras dos tareas son vitales, y no las estoy tratando de minimizarlas, el propósito verdadero tiene que ir más allá del nuevo nacimiento y de alcanzar la madurez. La meta de un cristiano, que es un discípulo, debe ser ir y hacer discípulos de la gente.

Jesús nos dijo que fuéramos e hiciéramos discípulos, para traer la gente a la madurez y hacerles capaz de reproducirse. Nuestra iglesia mundial no ha hecho esto hoy. Hemos puesto la responsabilidad de atraer nuevos convertidos a la iglesia en los pastores o ministerios. Tenemos evangelistas que viajen alrededor del mundo, llevando a cabo grandes cruzadas y llevando miles de personas a tomar una decisión de fe. Aunque algunos de ellos no se están convirtiendo realmente, sino que son simplemente emociones, estoy seguro que hay gente que verdaderamente nace de nuevo y tiene una relación con el Señor. La mayor parte del tiempo, sin embargo, no hay un énfasis en avanzar y convertirse en un discípulo, y ésa no es la manera en que Dios lo planeó.

Yo comparo esto con una persona que ama a los bebés. Sería totalmente irresponsable tener un bebé, sentirse emocionado al respecto, pero solamente querer verlo nacer. Cuando usted tiene un niño, usted tiene que asumir la responsabilidad de enseñarlo y criarlo. Le decimos a la gente, “Lo principal es nacer de nuevo, confesar a Jesús como su Señor.” Cuando eso sucede, los apoyamos y les decimos, “Ahora usted es un cristiano. Crea en Dios, estudie la Biblia, y todo estará bien.” Ese no es el énfasis del Señor.

Porque de esta manera hemos producido gente, muchos de los cuales han hecho un compromiso de corazón con el Señor, pero no tienen ninguna madurez. No pueden reproducir su fe, porque no hay material para ayudarles. En vez de ser testigos positivos para Jesús, se convierten en testigos negativos. Él desea que salgamos y alcancemos a la gente de tal manera que hagamos discípulos hechos y derechos y que puedan reproducir su fe en otros.

Si usted conduce una persona al Señor cada seis meses, se separa y le instruye al punto en que alcance una madurez cristiana en la que pueda reproducir su fe, al final de los seis meses tenemos solamente dos cristianos. Entonces si cada uno de ustedes conduce a una persona al Señor, se separa y le discipula por seis meses, al final de un año tenemos cuatro cristianos. Muchos dirían que esto no es comparable con una persona que puede conducir miles de personas al Señor en una cruzada y les hace confesar a Jesús. La mayoría de la gente diría, “Bien, este método de discipulado sólo produce cuatro convertidos en el primer año, mientras que el otro método produciría mil convertidos. Tenemos que ir con el otro método.” Este hombre que puede conducir mil personas al Señor habría conducido 35.000 personas al señor. Eso es bueno, y nadie lo criticaría; pero es solamente una gota en la cubeta, comparado con la población del mundo. Básicamente, ésa es la manera en que la iglesia ha estado funcionando.

Si enfatizamos el discipulado, la persona que conduce a una persona al Señor cada seis meses y esos dos hacen lo mismo, en poco más de doce años y medio habrán evangelizado más que la población del mundo—sobre cinco mil millones y medio de personas. Alguna gente piensa, “Eso no puede ser,” pero le desafío a calcularlo. Yo lo he multiplicado, y en poco más de doce años y medio, una persona discipulando a otra persona cada seis meses, haciéndole un miembro reproductivo del cuerpo de Cristo, podría evangelizar cinco mil millones y medio de personas contra doce mil quinientas con el otro método.

Si pudiéramos llevarle a donde usted no sólo experimente victoria y madurez, sino que también tenga el deseo de salir y reproducirlo en otros, si usted se convirtiera en el entrenador, en vez del aprendiz, aquí están algunas de las cosas que podrían suceder si solamente una persona asumiera por completo este concepto, siguiendo al Señor a un nivel de madurez, y comenzara a discipular a otra persona. Si usted tan solo hiciera esto con una persona por año, al final de un año serían usted y la persona que usted discipuló—dos. Al final de dos años, debe haber cuatro. Pero si usted pudiera continuar con esto, al final de diez años deberá haber 1.024 personas que han sido discipulazas y que estaban reproduciendo miembros para el cuerpo de Cristo. Si usted continúa, con solamente una persona recibiendo esto originalmente, al final de veinte años deberá haber más de un millón de personas. Eso es impresionante. Éste es el método de multiplicación que estableció el Señor—vayan y hagan discípulos, no vayan y hagan convertidos. Esta es la mejor manera de alcanzar a la gente y ampliar el Reino, pero en nuestra forma de pensar estamos buscando el camino rápido.

¿Cuánta gente va a grandes cruzadas, hacen compromisos de fe, van y proclaman que son cristianos, pero todavía están llenos de cólera, amargura, y celos, y se convierten en testigos negativos? Si deseamos contar las estadísticas, ¿Cuánta gente se ha alejado del evangelio porque vieron a alguien que proclamaba ser cristiano y pensó, “Yo soy tan bueno como los hipócritas que están en la iglesia. No necesito eso.”

El punto es que el discipulado es el método que Dios estableció para evangelizar al mundo. La verdad no le hace libre hasta que usted continúa en la palabra (Juan 8:31-32). Eso es lo que Dios desea para cada individuo, para que así puedan experimentar su plenitud, pero es también el método de evangelismo que él estableció. Quienquiera que haya decidido que esa no era la mejor manera, lo ha substituido por otro método que no ha funcionado.

Oro hoy para que Dios hable esto a su corazón para mostrarle el valor del discipulado. Le animo a que se convierta en un discípulo y en un discipulador de la gente.


Preguntas de Discipulado

1. Puede sorprenderle saber que Jesús nunca llamó a ninguna persona para que se convirtiera en “cristiano,” su llamado era para que la gente se hicieran “discípulos.” Mire a través de los evangelios (Mateo, Marcos, Lucas y Juan), y en una hoja de papel(es) a parte, trate de encontrar y enlistar tantas escrituras como pueda para demostrar que el llamado de Jesús era al discipulado.

2. En el libro de Hechos, la gente no era invitada a ser “cristianos,” su llamado era a convertirse en “discípulos.” Mire a través del libro de Hechos, y en una hoja a parte, encuentre y enliste tantas escrituras como pueda que demuestren el llamado al discipulado.

3. En la escritura, la palabra “discípulo(s)” se utiliza un total de 273 veces. En toda la Biblia, la palabra “cristiano(s)” es utilizan un total de tres veces. Enliste y escriba en una hoja a parte las tres escrituras que utilizan la palabra “cristiano”.

4. Lea Mateo 10:25. ¿Qué es un discípulo según este verso?

5. Lea Lucas 14:26. Ser un discípulo de Jesús significa el sacrificio incondicional por completo de toda su vida. Verdadero o Falso.

6. Lea Lucas 14:33. En al menos algunos casos, ser discípulo de Jesús significa el abandono literal de todo, para poner a Jesús primero. Verdadero o Falso.

7. Lea Mateo 19:29. Aquel que ha abandonado su casa, hermanos, hermanas, padre, madre, esposa, niños, o sus tierras, por motivo de Jesús, recibirá cien veces más, y heredará la vida eterna. Verdadero o Falso.

8. Lea Hechos 14:22. Los discípulos necesitan continuar en la fe. Verdadero o Falso.

9. Lea Hebreos 10:14. La verdadera objeción que algunos tienen a las escrituras que acentúan el discipulado, es decir que ser “cristiano” no requiere ningún esfuerzo (es por gracia), pero ser un “discípulo” requiere sacrificio y compromiso verdadero. La verdad es que la redención de Cristo no requiere ningún esfuerzo de nuestra parte; es perfecta y no requiere ningún esfuerzo de nosotros, pero el llamado de Cristo fue siempre por nuestra vida entera y absoluta. Verdadero o Falso.

10. Lea Hechos 11:26. El llamado de Cristo fue por dos clases de creyentes, algunos que con cristianos que se mantienen carnales y otros que llegan a ser discípulos. En realidad, se supone que cristianos y discípulos deben ser lo mismo. Verdadero o Falso.

11. Lea Mateo 28:19. La comisión de Jesus a los creyentes fue que vayan y hagan, (a) Discípulos o (b) Convertidos de todas las naciones.

12. Lea Mateo 28:20. Los creyentes deben enseñar otros creyentes a obedecer todos los mandatos que dejó Jesús. Verdadero o Falso.

13. Lea Juan 1:12. Jesús ofreció sus beneficios (perdón, justificación, etc.) pero no sin tomarle a Él mismo. Verdadero o Falso.


Escrituras que se usan con las preguntas

3. Hechos 11:26. [26] Se congregaron allí todo un año con la iglesia, y enseñaron a mucha gente. A los discípulos se les llamó cristianos por primera vez en Antioquía.

Hechos 26:28. [28] Entonces Agripa dijo a Pablo: --Por poco me persuades a hacerme cristiano. 1 Pedro 4:16. [16] pero si alguno padece como cristiano, no se avergüence, sino glorifique a Dios por ello.

4. Mateo 10:25. [25] Bástale al discípulo ser como su maestro y al siervo como su señor. Si al padre de familia llamaron Beelzebú, ¡cuánto más a los de su casa!

5. Lucas 14:26. [26] «Si alguno viene a mí y no aborrece a su padre, madre, mujer, hijos, hermanos, hermanas y hasta su propia vida, no puede ser mi discípulo.

6. Lucas 14:33. [33] Así, pues, cualquiera de vosotros que no renuncie a todo lo que posee, no puede ser mi discípulo.

7. Mateo 19:29. [29] Y cualquiera que haya dejado casas, o hermanos, o hermanas, o padre, o madre, o mujer, o hijos, o tierras, por mi nombre, recibirá cien veces más, y heredará la vida eterna.

8. Hechos 14:22. [22] confirmando los ánimos de los discípulos, exhortándolos a que permanecieran en la fe y diciéndoles: «Es necesario que a través de muchas tribulaciones entremos en el reino de Dios».

9. Hebreos 10:14. [14] Y así, con una sola ofrenda hizo perfectos para siempre a los santificados.

10. Hechos 11:26. [26] Se congregaron allí todo un año con la iglesia, y enseñaron a mucha gente. A los discípulos se les llamó cristianos por primera vez en Antioquía.

11. Mateo 28:19. [19] Por tanto, id y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo,

12. Mateo 28:20. [20] enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado. Y yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo».

13. Juan 1:12. [12] Mas a todos los que lo recibieron, a quienes creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios:


Respuestas

1. Puede sorprenderle saber que Jesús nunca llamó a ninguna persona para que se convirtiera en “cristiano,” su llamado era para que la gente se hicieran “discípulos.” Mire a través de los evangelios (Mateo, Marcos, Lucas y Juan), y en una hoja de papel(es) a parte, trate de encontrar y enlistar tantas escrituras como pueda para demostrar que el llamado de Jesús era al discipulado.

2. En el libro de Hechos, la gente no era invitada a ser “cristianos,” su llamado era a convertirse en “discípulos.” Mire a través del libro de Hechos, y en una hoja a parte, encuentre y enliste tantas escrituras como pueda que demuestren el llamado al discipulado.

3. En la escritura, la palabra “discípulo(s)” se utiliza un total de 273 veces. En toda la Biblia, la palabra “cristiano(s)” es utilizan un total de tres veces. Enliste y escriba en una hoja a parte las tres escrituras que utilizan la palabra “cristiano”. Hechos 11:26; Hechos 26:28; 1 Pedro 4:16.

4. Lea Mateo 10:25. ¿Qué es un discípulo según este verso? Un discípulo es alguien que se hace como su maestro.

5. Lea Lucas 14:26. Ser un discípulo de Jesús significa el sacrificio incondicional por completo de toda su vida. Verdadero.

6. Lea Lucas 14:33. En al menos algunos casos, ser discípulo de Jesús significa el abandono literal de todo, para poner a Jesús primero. Verdadero.

7. Lea Mateo 19:29. Aquel que ha abandonado su casa, hermanos, hermanas, padre, madre, esposa, niños, o sus tierras, por motivo de Jesús, recibirá cien veces más, y heredará la vida eterna. Verdadero.

8. Lea Hechos 14:22. Los discípulos necesitan continuar en la fe. Verdadero.

9. Lea Hebreos 10:14. La verdadera objeción que algunos tienen a las escrituras que acentúan el discipulado, es decir que ser “cristiano” no requiere ningún esfuerzo (es por gracia), pero ser un “discípulo” requiere sacrificio y compromiso verdadero. La verdad es que la redención de Cristo no requiere ningún esfuerzo de nuestra parte; es perfecta y no requiere ningún esfuerzo de nosotros, pero el llamado de Cristo fue siempre por nuestra vida entera y absoluta. Verdadero.

10. Lea Hechos 11:26. El llamado de Cristo fue por dos clases de creyentes, algunos que con cristianos que se mantienen carnales y otros que llegan a ser discípulos. En realidad, se supone que cristianos y discípulos deben ser lo mismo. Verdadero.

11. Lea Mateo 28:19. La comisión de Jesus a los creyentes fue que vayan y hagan, (a) Discípulos.

12. Lea Mateo 28:20. Los creyentes deben enseñar otros creyentes a obedecer todos los mandatos que dejó Jesús. Verdadero.

13. Lea Juan 1:12. Jesús ofreció sus beneficios (perdón, justificación, etc.) pero no sin tomarle a Él mismo. Verdadero.




Copyright © 2004, Don W. Krow

Permiso concedido para duplicar o reproducir

Para propósitos de discipulado únicamente bajo la condición de ser

Distribuido gratuitamente.


Discipleship Evangelism

P.O. Box 17007

Colorado Springs, Colorado 80935-7007 U.S.A.

www.delessons.org




Lecciónes

Mi Camino a Dios

My Way to God

Mein Weg zu Gott