Lecciónes

Mi Camino a Dios

My Way to God

Mein Weg zu Gott



Nivel 3 Lección 3

LOS MILAGROS GLORIFICAN A DIOS

Por Andrew Wommack


Hemos hablado acerca de caminar en el poder de Dios y ministrar a otras personas a través de los dones que Él nos da. Me gustaría compartir algunas de las cosas acerca de como esto realmente glorifica a Dios, y como Él espera que nosotros usemos Su habilidad supernatural. Hay muchas escrituras acerca de esto, pero solo mencionaré algunas. En Mateo 9 hay un ejemplo en donde Jesús sanó a un paralítico, y voy a tratar con más detalles en Marcos 2. Mateo 9:8 dice: “Y la gente, al verlo, se maravilló y glorificó a Dios, que había dado tal potestad a los hombres.” ¿Sabías tú que los dones del Espíritu – milagros – glorifican a Dios, y esa es la razón por la cual Él nos dio esa habilidad milagrosa a nosotros?

Cuando tú empiezas a compartir con otra gente, hay una tendencia natural de ellos para dudar y empiezan a preguntarse: “Bien, ¿como se yo que lo que estás diciendo es verdad? Una vez yo oí discutir su experiencia a T. L. Osborne, un famoso evangelista que llevó a cientos de miles de personas a aceptar a Cristo como su Salvador de cuando él fue por primera vez al campo misionero. El trató de testificar ante la gente; pero ellos no creyeron lo que él les dijo. Finalmente, un día él estaba hablando con un hombre diciéndole, “Pero la Biblia dice,” y el hombre dijo, “¿Qué hace diferente tu libro negro de cualquier otro libro negro? Entonces T. L. Osborne pensó, “¿Cómo podría esta gente saber que la Biblia es verdad? Yo tengo fe de que la Biblia es la palabra de Dios, pero ¿cómo los puedo convencer?

El dejó ese campo misionero derrotado y desanimado, regresó a casa, y empezó a buscar a Dios. El Señor le dijo que el tenía que usar Su habilidad supernatural. Señales y prodigios son con el propósito de hacer válida la palabra de Dios, que es lo que cambiará la vida de las personas. En I de Pedro 1:23 dice: “Siendo renacidos, no de simiente corruptible, sino de incorruptible, por la palabra de Dios que vive y permanece para siempre.” La Palabra de Dios es lo que cambia la vida de las personas, pero ¿cómo los puedes llevar a hacer creer que es Dios el que realmente está hablando? Bien ese es el propósito de los Milagros. Cuando predicamos y decimos que es la voluntad de Dios que una persona sea sanada, entonces demostrémoslo hablándoles a ellos en el nombre de Jesús. Y cuando sus oídos sordos y sus ojos ciegos son abiertos, ello validará que es Dios. Los milagros no cambiarán a las personas, pero ellos causarán que las personas crean que la palabra que tú has hablado es la Palabra de Dios.

Un ejemplo de ello está en Marcos 2:1-9 donde hay mas detalles acerca del paralítico que fue sanado: [1] “Entró Jesús otra vez en Capernaum después de algunos días; y se oyó que estaba en casa. [2] E inmediatamente se juntaron muchos, de manera que ya no cabían ni aun a la puerta; y les predicaba la palabra. [3] Entonces vinieron a él unos trayendo a in paralítico, que era cargado por cuatro. [4] Y como no podían acercarse a él a causa de la multitud, descubrieron el techo de donde estaba, y haciendo una abertura, bajaron el lecho en que yacía el paralítico. [5] Al ver Jesús la fe de ellos, dijo al paralítico: Hijo, tus pecados te son perdonados. [6] Estaban allí sentados algunos de los escribas, los cuales cavilaban en sus corazones: [7] ¿Por qué habla éste así? Blasfemias dice. ¿Quién puede perdonar pecados, sino sólo Dios? [8] Y conociendo luego Jesús en su espíritu que cavilaban de esta manera dentro de sí mismos, les dijo: ¿Por qué caviláis así en vuestros corazones? [9] ¿Qué es más fácil, decir al paralítico: Tus pecados te son perdonados, o decirle: Levántate, toma tu lecho y anda?” La verdad es que ambas de estas cosas son técnicamente imposibles. Es imposible para un hombre perdonar pecados, y también es imposible para un hombre sanar a otra persona con parálisis. Pero si Dios puede hacer lo uno, Él puede hacer lo otro.

Jesús dice en los versículos 10-12. [10] “Pues para que sepáis que el Hijo del Hombre tiene potestad en la tierra para perdonar pecados (dijo al paralítico): [11] A ti te digo: Levántate, toma tu lecho, y vete a tu casa. [12] Entonces él se levantó en seguida, y tomando su lecho, salió delante de todos, de manera que todos se asombraron, y glorificaron a Dios, diciendo: Nunca hemos visto tal cosa.” Jesús hizo ver muy claro cuando Él dijo, “Pues para que sepáis que el Hijo del Hombre tiene potestad en la tierra para perdonar pecados (dijo al paralítico), Él produjo la sanidad de tal manera que la gente se daría cuenta de que Él podía hacer cosas en el reino físico y ellos podrían ver que eso acontecía por medio de Su Palabra, entonces cosas espirituales tales como el perdón de pecados podrían suceder. Jesús hizo uso de milagros para hacer valer Su Palabra.

Esta misma cosa es dicha en Hebreos 2:2-3. [2] “Porque si la palabra dicha por medio de los ángeles fue firme, y toda transgresión y desobediencia recibió justa retribución, [3] ¿cómo escaparemos nosotros, si descuidamos una salvación tan grande? La cual, habiendo sido anunciada primeramente por el Señor, nos fue confirmada por los que oyeron.” Esto dice que Dios confirmó esta palabra por el poder del Espíritu Santo. Poniendo esto junto con Marcos 16:20. “Y ellos, saliendo, predicaron en todas partes, ayudándoles el Señor y confirmando la palabra con las señales que la seguían. Amén.” El punto que estoy haciendo es que Dios quiere que tú uses Su habilidad y poder supernatural para ministrar a otra persona. Él usa los milagros que toman lugar a través de los dones del Espíritu Santo para confirmarles a las gentes que es Él quien les está hablando a ellos. Por ultimo Él quiere que la gente venga a ser libre en sus corazones, pero algunas veces la manera de llegar al corazón de una persona es a través de su cuerpo y sus emociones. Si tú puedes tratar con esas áreas y ver que una persona viene a ser libre, entonces ellos se abrirán y permitirán que el Señor toque el resto de sus vidas y literalmente entregarse completamente a Él.

En I Corintios 2:1-5. Pablo estaba escribiendo a los Corintios, diciéndoles cómo primero él se acercó a ellos: “Así que, hermanos, cuando fui a vosotros para anunciaros el testimonio de Dios, no fui con excelencia de palabra o sabiduría.” [2] Pues me propuse no saber entre vosotros cosa alguna sino a Jesucristo, y a éste crucificado. [3] Y estuve entre vosotros con debilidad y mucho temor y temblor, [4] y ni mi palabra ni mi predicación fue con palabras persuasivas de humana sabiduría, sino con la demostración del Espíritu y de poder, [5] para que vuestra fe no esté fundada en la sabiduría de los hombres, sino en el poder de Dios.” El hizo muy claro que la razón por la cual él no vino haciendo énfasis y usando palabras solamente, sino que vino en demostración del Espíritu y poder y fue así que la fe de ellos permaneció en el poder de Dios y no en la sabiduría del hombre.

El Cristianismo tiene una maravillosa lógica hacia él. Una vez que tú mires la verdad, tú te preguntarás ¿cómo no la vi antes? ¿Y por qué no todo el mundo la abraza? Pero el Cristianismo no es solamente lógica…es una experiencia verdadera con un Dios verdadero. Dios vive hoy en día, y él quiere manifestarse el mismo en poder de la misma manera que lo hizo con Su Palabra. En Hebreos 13:8 dice: “Jesucristo es el mismo ayer, y hoy, y por los siglos.” Jesucristo vino y Él fue un hombre aprobado de Dios entre nosotros por medio de señales y prodigios y milagros. Hechos 10:38 dice: “Cómo Dios ungió con el Espíritu Santo y con poder a Jesús de Nazaret, y cómo anduvo éste haciendo bienes y sanando a todos los oprimidos por el diablo, porque Dios estaba con él.” Él había confirmado su palabra, y aquellos milagros sonaron como una campana para atraer gente hacia Su mensaje. Ellos glorificaron a Dios. Muchas escrituras dicen que estos milagros glorificaron a Dios y si Jesús tuvo que usar el poder del Espíritu Santo para ministrar y para cambiar la vida de las personas, ¿cómo podemos nosotros pensar que lo podemos hacer mejor que él? Si Jesús tuvo que hacer milagros para atraer gente hacia él para recibir Su mensaje, ¿Cómo podemos pensar que nosotros podemos convencer al mundo sin usar el poder supernatural de Dios? La verdad es que los milagros glorifican a Dios. Ellos son como una campana que atraen gente . Es como cuando se suena la campana para ir a cenar—la comida es la que nos llena, pero es la campana la que nos llama la atención. Si no suena la campana, algunas personas no sabrán que es tiempo para comer. Sin el poder milagroso de Dios, muchas personas van a pasar por alto el hecho de Dios es verdadero y que él puede cambiar sus corazones y perdonar sus pecados.

Yo quiero animarte a que te des cuenta que Dios quiere fluir a través de cada uno de nosotros para hacer estos milagros a través de nosotros en las vidas de otras personas. Alguno de ustedes puede decir: “Pero eso me intimida. ¿Qué pasa si yo oro por una persona y ella no es sanada? ¿Cómo sabré que eso sucederá?” Tú tienes que reconocer que no eres tú el que está haciendo los milagros. Dios los está haciendo. Tú no debes tomar responsabilidad si el milagro se hace y si la persona viene a ser liberada, y tu no debes culparte si el milagro no se hace. Tú sólo tienes que orar, Dios es el que sana, pero él tiene que fluir a través de ti. Dios quiere usarte en forma milagrosa. Tú tienes que ir a la Palabra de Dios y ver cómo funcionó en otras gentes, aplica todas estas cosas en tu vida, y permite que el poder milagroso y supernatural de Dios comience a fluir a través de ti el día de hoy.


Preguntas de Discipulado

1. ¿Qué es un milagro?

2. Leer San Marcos 2:10-12. El milagro que Jesucristo hizo en San Marcos 2:10-12 ¿Qué demostró que Jesús tenía el poder de hacer?

3. Leer San Marcos 16:15-18. Como creyentes ¿Qué debemos hacer?

4. Leer Hechos 8:5-8, 12. ¿Qué vio la gente y cómo respondieron?

5. Leer Hechos 3:12. ¿Qué dijo el Apóstol Pedro acerca de su propia santidad para producir milagros?

6. Leer Hechos 3:16. ¿Cómo suceden los milagros?

7. ¿Cuántas ocasiones hay en el Nuevo Testamento, de que los milagros que ocurrieron no fueron hechos por los apóstoles?

8. Lea 1 Corintios 1:7. ¿Cuándo cesará el don de milagros?


Escrituras que se usan con las preguntas

2. San Marcos 2:10-12. [10] “Pues para que sepáis que el Hijo del Hombre tiene potestad en la tierra para perdonar pecados (dijo al paralítico): [11] A ti te digo: Levántate, toma tu lecho, y vete a tu casa. [12] Entonces él se levantó en seguida, y tomando su lecho, salió delante de todos, de manera que todos se asombraron, y glorificaron a Dios, diciendo: Nunca hemos visto tal cosa.:

3. San Marcos 16:15-18. [15] “Y les dijo: Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura. [16] El que creyere y fuere bautizado, será salvo; mas el que no creyere será condenado. [17] Y estas señales seguirán a los que creen: y en mi nombre echarán fuera demonios; hablarán nuevas lenguas; [18] tomarán en las manos serpientes, y si bebieren cosa mortífera, no les hará daño; sobre los enfermos pondrán manos y sanarán.”

4. Hechos 8:5-8, 12. [5] “Entonces Felipe, descendiendo a la ciudad de Samaria, les predicaba a Cristo. [6] Y la gente, unánime, escuchaba escuchaba atentamente las cosas que decía Felipe, oyendo y viendo las señales que hacía. [7] Porque de muchos que tenían espíritus inmundos, salían éstos dando grandes voces; y muchos paralíticos y cojos eran sanados. [8] así que había gran gozo en aquella ciudad. [12]Pero cuando creyeron a Felipe, que anunciaba el reino de Dios y el nombre de Jesucristo, ase bautizaban hombres y mujeres.”

5. Hechos 3:12. “Viendo esto Pedro, respondió al pueblo: Varones israelitas, ¿por qué os maravilláis de esto? ¿o por qué ponéis los ojos en nosotros, como si por nuestro poder y piedad hubiésemos hecho andar a éste?

6. Hechos 3:16. “Y por la fe en su nombre, a éste, que vosotros veis y conocéis, le ha confirmado su nombre; y la fe que es por él ha dado a éste esta completa sanidad en presencia de todos vosotros.”

7. San Marcos 9:38-39. [38] “Juan le respondió diciendo: Maestro, hemos visto a uno que en tu nombre echaba fuera demonios, pero él no nos sigue; y se lo prohibimos , porque no nos seguía. [39] Pero Jesús dijo: No se lo prohibáis; porque ninguno hay que haga milagro en mi nombre, que luego pueda decir algo mal de mí. Hechos 8:5-7. [5] “Entonces Felipe, descendiendo a la ciudad de Samaria, les predicaba a Cristo. [6] Y la gente, unánime, escuchaba escuchaba atentamente las cosas que decía Felipe oyendo y viendo las señales que hacía. [7] Porque de muchos que tenían espíritus inmundos, salían éstos dando grandes voces; y muchos paralíticos y cojos eran sanados. Hechos 9:10-18. [10] “Había entonces en Damasco un discípulo llamado Ananías, a quien el Señor dijo en visión: Ananías. Y él respondió: Heme aquí, Señor. [11] Y el Señor le dijo: Levántate, y ve a la calle que se llama Derecha, y busca en casa de Judas a uno llamado Saulo, de Tarso; porque he aquí él ora, [12] y ha visto en visión a un varón llamado Ananías, que entra y le pone las manos encima para que recobre la vista. [13] Entonces Ananías respondió: Señor, he oído de muchos acerca de este hombre, cuántos males ha hecho a tus santos en Jerusalén; [14] y aun aquí tiene autoridad de los principales sacerdotes para prender a todos los que invocan tu nombre. [15] El Señor le dijo: Ve, porque instrumento escogido me es éste, para llevar mi nombre en presencia de los gentiles, y de reyes, y de los hijos de Israel; [16] porque yo le mostraré cuánto le es necesario padecer por mi nombre. [17] Fue entonces Ananías y entró en la casa, y poniendo sobre él las manos, dijo: Hermano Saulo, el Señor Jesús, que se te apareció en el camino por donde venías, me ha enviado para que recibas la vista y seas lleno del Espíritu Santo. [18] Y al momento le cayeron de los ojos como escamas, y recibió al instante la vista; y levantándose fue bautizado.”

8. 1 Corintios 1:7. “de tal manera que nada os falte en ningún don, esperando la manifestación de nuestro Señor Jesucristo;”


Respuestas

1. ¿Qué es un milagro? Es un evento inusual y extraordinario que es considerado ser una manifestación de poder divino. Es también el poder sobrenatural que Dios tiene sobre las leyes naturales.

2. Leer San Marcos 2:10-12. El milagro que Jesucristo hizo en San Marcos 2:10-12 ¿Qué demostró lo que Jesús tiene el poder de hacer? Perdonar los pecados.

3. Leer San Marcos 16:15-18. Como creyentes ¿Qué debemos hacer? Predicar el evangelio, bautizar al que creyere, echar fuera demonios, hablar en lenguas, sanar a los enfermos.

4. Leer Hechos 8:5-8, 12. ¿Qué vio la gente y cómo respondieron? Ellos vieron milagros (v. 7), creyeron en Jesucristo, y fueron bautizados (v. 12).

5. Leer Hechos 3:12. ¿Qué dijo el Apóstol Pedro acerca de su propia santidad para producir milagros? Que no fue por su poder o piedad que sanó al cojo. Sino que fue Dios.

6. Leer Hechos 3:16. ¿Cómo suceden los milagros? A través del nombre de Jesús y fe en él.

7. ¿Hay ocasiones en el Nuevo Testamento, en que los milagros que ocurrieron no fueron hechos por los apóstoles? Sí. Un desconocido seguidor de Jesucristo (ver San Marcos 9:38-39). Felipe (ver Hechos 8:5-7)), Ananías (ver Hechos 9:10-18).

8. Lea 1 Corintios 1:7. ¿Cuándo cesará el don de milagros? A la venida de nuestro Señor Jesucristo, cuando él regrese.




Copyright © 2004, Don W. Krow

Permiso concedido para duplicar o reproducir

Para propósitos de discipulado únicamente bajo la condición de ser

Distribuido gratuitamente.


Discipleship Evangelism

P.O. Box 17007

Colorado Springs, Colorado 80935-7007 U.S.A.

www.delessons.org




Lecciónes

Mi Camino a Dios

My Way to God

Mein Weg zu Gott